| 

Sustentabilidad

Persisten irregularidades de empresas constructoras, acusan damnificados; ya hay auditorías externas, dice Sheinbaum



Ciudad de México.-A 21 meses del sismo del 19S, integrantes de Damnificados Unidos de la CDMX acusaron la opacidad en el actuar de empresas constructoras que descaradamente inflan los precios de las facturas de supuestos proveedores y justifican el gasto del recurso público.



En medio de esa inconformidad, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum reveló que su administración ha contratado empresas para realizar auditorías externas sobre el manejo de los montos para la reconstrucción en diversos proyectos de reedificación.



La mandataria no reveló la cantidad ni el nombre de empresas contratadas para realizar esas auditorías, pero reconoció manejos irregulares por parte de algunas compañías designadas para la reconstrucción, como la existencia de montos de edificación y rehabilitación muy altos por metro cuadrado.



Sheinbaum agregó que esas auditorías, tanto técnicas como económicas, se realizan a todas las obras de reconstrucción que iniciaron durante el anterior gobierno y en el actual, como en el Multifamiliar Tlalpan y en la Unidad Girasoles.



“Muchas empresas están diciendo que no van a acabar con el recurso que tienen y no puede ser, cuando en realidad se comprometieron a hacerlo, por eso es importante llevar a cabo esa revisión”, dijo la jefa de gobierno.



Reveló también que el pasado viernes tuvo una reunión tanto con los representantes de las empresas de auditoría externa como con constructoras. Les pidió abrir toda la información que tengan disponible para dar cuenta a la ciudadanía y a los damnificados.



Confió que en 15 días concluirá la revisión y se podrán presentar los resultados.



Por su parte, Damnificados Unidos emitió un comunicado de prensa en el cual enumeró una serie de irregularidades en distintos proyectos de reconstrucción, que se resumen por ejemplo, en la negativa de las empresas constructoras a entregar las obras completas y en condiciones de habitabilidad porque se acabó el dinero.



Exigieron que para los casos jurídicos de Taller 21 y Primo de verdad 7 es necesario que exista voluntad política de la jefa de gobierno para solicitar al Poder Judicial un interés especial que dé celeridad y así poder avanzar en su tramitología y futura reconstrucción.



Acusaron que en cuanto a la Zona Oriente, pese a ser la más dañada y afectada por la naturaleza y el tipo de suelo sobre el que está asentada, a 21 meses no se tienen completos los estudios geotécnicos del suelo de esta zona, no hay una ruta de reconstrucción y menos de reubicación para muchos de los vecinos.



En la Unidad Villa Centroamericana, en Tláhuac, no hay todavía una ruta con plazos para la recuperación de las viviendas, ni constructora, ni fecha probable de reconstrucción, lamentaron.



“Es indignantes que funcionarios, que reciben un salario de nuestros impuestos, se molesten cuando señalamos que no han cumplido con su trabajo; de ninguna manera permitiremos que se pretenda presentar como falta de respeto nuestro legítimo reclamo ante incumplimientos flagrantes por parte de funcionarios”, expusieron los Damnificados Unidos, quienes en conmemoración de estos 21 meses marcharon de avenida del Taller al Zócalo capitalino.







Etiquetas

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Sustentabilidad