Periodista pide protección al Presidente tras incitación a la violencia en su contra



Ciudad de México.- La periodista de Grupo Imagen Isabel González denunció durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador haber sido víctima de un acto de odio y solicitó ante ello medidas de protección.



La reportera, al tomar la palabra, manifestó “Ayer […] fui víctima de un acto de odio, de incitación a la violencia en mi agravio”, señaló como su agresor a “un individuo que está a mi lado izquierdo y que trae un parche”; dicho individuo se trataba de Paul Velázquez, quien ayer deseó durante una entrevista que González recibiera un balazo.



“Me pongo en sus manos y en manos de las autoridades, usted lo ha dicho, no a la violencia. El video ahí está, hay un video irrefutable […] pido la protección de la Secretaría de Gobernación porque fue el mismo sujeto que llamó a todas las compañeras, que usted conoce, prostitutas de la información”, de esta manera la periodista solicitó protección al Presidente.



TE PUEDE INTERESAR: Bloguero desea de todo corazón que periodista reciba un balazo, al igual que él



La respuesta del titular del Ejecutivo fue “lo que yo quiero es que se busque una reconciliación” y recomendó “¿por qué no perdonarnos?, si no vamos a seguir promoviendo este tipo de cosas que la verdad, la verdad, no son nada nada agradables”.



“Es apología del delito, Presidente, y eso no se perdona ni se reconcilia”, replicó la comunicadora.



Ante esto, AMLO expresó entender, pero “si no hay una reconciliación, entonces yo les diría acudan a las instancias ministeriales, yo les pediría que aquí, por respeto a la gente que nos ve, que no nos peleemos aquí de esa forma y si hay agravios que se proceda legalmente”.



El Presidente sentenció no poder tomar medidas “aquí si les aplico la de los liberales: la prensa se regula con la prensa, los medios se regulan con los medios, los periodistas se regulan con los periodistas”, dijo al tiempo que la reportera intentaba replicar.



El tabasqueño añadió “yo puedo hasta la estancia de conciliación… abrazos, si no es así, a la autoridad competente, ya nada más eso“. Antes de concluir el asunto, negó la palabra a Velázquez.