Pega por igual Covid-19 a taxis, micros y operadores de Uber. Cae pasaje más de 70 por ciento



Ciudad de México.-Operadores del transporte público concesionado y por aplicación han entrado en crisis ante la disminución de usuarios en este escenario de emergencia sanitaria.



Por una lado, integrantes de la Fuerza Amplia de Transportistas (FAT), lamentaron que la cantidad de pasajeros ha caído entre un 75 y 90 ciento, lo que les ha llevado a organizar turnos de trabajo que les garantice mantener su fuente laboral, alternando cada día las placas pares y nones.



“Es urgente que el gobierno de la Ciudad de México comience a cumplir con los compromisos como lo acordó con nosotros, a través de la Secretaría de Movilidad, de darnos el apoyo de 4,000 pesos mensuales como subsidio al combustible, porque a pesar de que no hay pasajeros, nosotros continuamos ofreciendo el servicio”, expresó Nicolás Vázquez Figueroa, vocero del FAT.



Por otra parte, operadores de unidades que prestan el servicio a través de aplicación telefónica acusaron que ante la disminución de usuarios, la empresa Uber no se ha mostrado socialmente responsable y ha incrementado la comisión que cobra a cada chofer por viaje.



Así, explicaron que en una situación ordinaria Uber cobra una comisión de entre 30 y 35 por ciento por viaje, pero hoy esa comisión es de 50 por ciento.



Para los operadores de esas unidades, el aumento de la comisión les permite a los dueños de la empresa compensar la pérdida que se genera por la caída de usuarios, en detrimento de los choferes.



Los socios de Uber reportan una caída coincidente en el número de pasajeros, de 70 por ciento en toda la Ciudad, aunque la disminución más notable y a la vez más perjudicial para ellos se presenta en zonas como Santa Fe, Polanco, La Condesa, Roma y el Aeropuerto.



Hoy, en su conferencia de prensa, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum mostró las cifras más recientes de movilidad que, hasta el pasado 6 de abril, daban cuenta de una caída sustancial en el número de usuarios para todos los modos del transporte público.



Así, en el Metro la reducción ya pasaba de un 60 por ciento, en el Metrobús y el Tren Ligero ya era de 70 por ciento, mientras que en Ecobici la disminución llegaba a 80 por ciento.



La jefa de gobierno agregó que a partir de la información proporcionada por empresas de telefonía celular, sobre la cantidad de conexiones por antenas, se aprecia una reducción de 55 por ciento en la conexión de las personas.



También dio a conocer que en este contexto de emergencia sanitaria ha decidido la suspensión del trabajo comunitario al que están obligados los conductores de vehículos particulares que cometan infracciones, como parte de la aplicación de las fotocívicas.