Para reducir fatalidades en hechos de tránsito reformarán Código Penal, Ley del Movilidad y Reglamento. Habrá más sanciones



Ciudad de México.-La Secretaría de Movilidad, la de Seguridad Ciudadana y la Fiscalía capitalina preparan reformas al Reglamento de Tránsito, a la Ley de Movilidad y al Código Penal para fortalecer medidas de seguridad vial en beneficio de peatones y ciclistas, las cuales incrementan las sanciones administrativas y penales contra conductores de vehículos particulares y del transporte público que se vean involucrados en hechos de tránsito.



En el caso de las modificaciones al Reglamento de Tránsito, estas eliminarán la posibilidad de que en alcoholímetro el acompañante del conductor que dé positivo en la prueba retire el vehículo del lugar y por ello el auto será remitido al corralón, sin excepción.



En el depósito vehicular no se entregará la unidad a su propietario, a menos que cumpla con todas las sanciones y multas, incluidas las horas de arresto.



Habrá más mano dura para los reincidentes. En esos casos, cuando se trate de vehículos foráneos que cometan cualquier infracción, el automotor será trasladado de inmediato al depósito vehicular.



También se trasladará al corralón al auto que no haya solventado cinco o más sanciones.



En el caso de las modificaciones al Código Penal, las autoridades planean incrementar las sanciones cuando haya lesiones graves o la muerte de ciclistas o peatones.



Sobre el tema y en videoconferencia, el titular de la Semovi Andrés Lajous, explicó que con esa reforma se precisarán los tipos penales y las responsabilidades, pues hoy cuando se presenta un hecho de tránsito y hay una víctima el hecho queda catalogado como homicidio culposo, pero muchos de esos casos pueden ser prevenibles.



Las autoridades capitalinas no quisieron abundar más sobre esa reforma, pues dijeron que aún se encuentra en análisis, antes de remitir la propuesta de reforma al Congreso de la Ciudad.



Otra modificación será a la Ley de Movilidad. En ese caso se hacen precisiones para la contratación de pólizas de seguros por parte de los concesionarios del transporte público.



Ya no valdrán los seguros mutualistas y con esa reforma se especificará que las pólizas del transporte deben contar con coberturas adecuadas ante daños a terceros y deberán estar validadas tanto por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros como por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas.



Para presentar estas medidas de seguridad vial, Andrés Lajous llegó a la videoconferencia de prensa sin cifras sobre los incidentes de tránsito ni del número de víctimas (ciclistas y peatones) que se registraron durante 2020. Expuso que esa información está por actualizarse al cuarto trimestre del año anterior.



Entre otras medidas para el fortalecimiento de la seguridad vial, las autoridades capitalinas señalaron la creación de una Comisión de Seguimiento Interinstitucional que dará seguimiento y atención a cada caso de hecho de tránsito, además de que revisará los temas estratégicos de seguridad vial.



Se diseñará un Protocolo de Atención a Hechos de Tránsito para una identificación y seguimiento de información, de las carpetas de investigación y de atención a familiares y víctimas.



Se intensificarán los dispositivos de control de velocidad llamados “Carrusel” en 27 arterias de la Ciudad, tanto en ejes viales como en vías de acceso controlado.



En el transporte público habrá operativos aleatorios de revisión físico-mecánica, así como de documentación.



Cuestionado sobre por qué ya no se continuó con el seguro ciclista que implementó la pasada administración, denominado Rueda Seguro, Andrés Lajous dijo “ni siquiera hubo muchos casos atendidos por ese seguro y fue a un costo muy alto, por eso se hizo la revisión”, dijo.



Dijo que las medidas anunciadas están enfocadas a combatir la impunidad en hechos de tránsito y para ello se diseñará el Protocolo de Actuación en Hechos de Tránsito y se reformará el Reglamento de Tránsito a fin de abatir la reincidencia.