Para la nueva normalidad, van por la detección y contención de contagios por Covid-19



Ciudad de México.-La jefa de gobierno Claudia Sheinbaum presentó esta mañana un Programa de Detección, Protección y Resguardo de Casos Covid-19 y sus contactos que se aplicará a partir de esta semana y en esta etapa de Nueva Normalidad, el cual devela la estrategia del gobierno de la Ciudad para pasar lo más pronto posible al semáforo naranja y los subsecuentes, bajo la premisa de contener a quienes se infecten de coronavirus para evitar la propagación de la enfermedad.



El plan se sustenta en la aplicación de 100 mil pruebas al mes para la detección del virus, a razón de 2 mil 700 en promedio cada día; el rastreo telefónico de los casos positivos y sus contactos que realizarán 2 mil servidores públicos; labor en campo de 123 brigadas, conformadas cada una por un médico, enfermera y un promotor de la Salud; así como la capacitación de doctores en farmacias y consultorios privados para que implementen un único protocolo de atención de pacientes, con el uso obligatorio del servicio de SMS/Locatel, pues será un medio que tendrá el gobierno de la Ciudad para identificar y dar seguimiento a los casos Covid.



Ese Programa de Detección se sustenta en cinco ejes. El primero de ellos contempla el desarrollo de una campaña informativa que realizarán 5 mil promotores, casa por casa, para orientar a la población a través de trípticos sobre cómo protegerse y proteger a los demás.



En segundo lugar está un protocolo de ubicación y atención temprana para personas con alguna comorbilidad, como diabetes, hipertensión y obesidad, para lograr su canalización temprana a un hospital en caso de presentar síntomas y evitar complicaciones en su estado de salud.



El tercer eje incluye el fortalecimiento del sistema SMS/Locatel. Su aplicación será obligatoria para los centros de salud públicos y privados, es decir, si una persona con síntomas llega a esos centros, el personal tendrá la obligación de llenar el formato automatizado de ese servicio por paciente.



Además, ese servicio será fortalecido para brindar atención temprana de casos que puedan volverse graves; dar seguimiento a los casos leves y llevarles a su hogar un kit médico, despensas y apoyo económico; fortalecer las vías de telemedicina y canalizar a los casos sospechosos a un centro de salud del gobierno de la Ciudad para que se le realice ahí la prueba de detección de Covid-19.



El cuarto eje es uno de los más importantes de este plan, pues es el sustento de todo el esquema y significa una variación significa a lo hecho hasta ahora. Contempla la aplicación en más del doble de pruebas para la detección del Covid-19. De mil 100 que se realizan en promedio al día se pasará a 2 mil 700, las cuales se aplicarán en 117 centros de la salud de la Secretaría de Salud de la Ciudad.



Dentro de ese eje se encuentran también el rastreo telefónico de casos positivos y las brigadas de salud, que a decir de Oliva López Arellano, secretaria de Salud local, ya recorren las colonias de la Ciudad.



El quinto eje considera el fortalecimiento del kit médico y de apoyo alimentario que se entrega en los hogares donde hay casos confirmados de Covid-19 y que permite a las personas en aislamiento durante la enfermedad. El kit se compone de una despensa, una tarjeta de vales electrónicos por mil pesos, un termómetro digital, cubrebocas, gel, paracetamol, ácido acetilsalicílico y ahora contará con un oxímetro para medir y detectar la hipoxia silenciosa como uno de los síntomas de este coronavirus.



La jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, encabezó la presentación de este programa "que vamos a ir desarrollando, conforme vamos cambiando en el semáforo en la Ciudad de México, que tiene el objetivo de seguir disminuyendo los contagios en la ciudad, pero a partir de una estrategia en donde estamos orientando a la protección de la ciudadanía –cuando salga de su casa–, y al mismo tiempo, a que todos aquellos que tienen algún síntoma relacionado con COVID o con alguna enfermedad respiratoria, nos ayuden quedándose en su casa", dijo la mandataria.



Agregó que este plan pasa de la estrategia general de aislamiento de la población al de la salida de casa para realizar las actividades normales, conforme se pase del semáforo rojo al naranja, luego al amarillo y finalmente al verde.