| 

Política

Prevalece opacidad en manejo de recursos para reconstrucción: Transparencia Mexicana

Ciudad de México.- Para el presidente de la organización Transparencia Mexicana, Eduardo Bohórquez, la claridad y rendición de cuentas en el manejo de los recursos públicos y privados para la reconstrucción luego de los sismos de septiembre, es una asignatura a la que poco se le ha prestado atención y sobre la que hay enormes dudas.

La opacidad en la administración de esos recursos se vuelve grave en periodo electoral, pues con la gran cantidad de recursos en medio de muchas necesidades se da el escenario adecuado para generar relaciones político electorales.

Dijo que la historia reciente de la Ciudad de México es el claro ejemplo del clientelismo político que surgió después del sismo de 1985.

"No hemos cambiado ese anhelo de apertura, de rendición de cuentas, pero todavía no está dentro de nuestro modelo de espíritu solidario. Seguimos pensando en la vieja filantropía del siglo XIX dónde uno no dice cómo hizo las cosas, porque los filántropos son discretos", expuso.

Como conferencista durante el seminario "Tras los sismos de septiembre: la reconstrucción a debate", Bohorquez lamentó que las donaciones para la reconstrucción se vean como filantropía y no como inversión social, en donde no hay transparencia respecto al manejo de donaciones, fideicomisos, fondos o aportaciones.

Consideró que, si hubiera la voluntad de rendir cuentas, la entrega de recursos para el apoyo a la reconstrucción podría estar georeferenciada y eso no tiene limitantes tecnológicas, ya que una aplicación descargada vía celular permitiría detallar a quién se le asignó qué tipo de ayuda.

"Nuestro esquema de rendición de cuentas sigue siendo similar al del siglo XIX", acusó el experto.

Expuso que esa falta de claridad en la asignación de recursos no sólo aplica para los de origen público, pues hasta el momento se desconoce cuántos instrumentos financieros creados por gobiernos estatales o el federal siguen activios. Puso el ejemplo de Morelos, donde se creó un fideicomiso luego del sismo del 19 de septiembre, pero casi de inmediato desapareció.

En el caso de los recursos de carácter privado, expuso que por tratarse de instrumentos generados bajo ese principio se desconoce qué destino tendrán aportaciones como los más de 2 mil 300 millones de pesos que aportó Carlos Slim, o el manejo que tendrá el Fideicomiso Fuerza México generado por el Consejo Coordinador Empresarial. Se dijo casi seguro que en unas cuántas semanas el Teletón se sumará a la causa de la recaudación.

"Celebro que futbolistas o artistas se sumaran. Pero yo todavía no sé en dónde están los recursos que consiguió Francisco Toledo y dónde los va a alojar; no sé si los recaudó de su bolsa o en nombre de todos nosotros. Si lo hizo a nombre de todos nosotros se está hablando de dinero público aunque no sea dinero gubernamental", planteó Bohórquez.

En el patio de la antigua sede del Senado, el director de Transparencia Mexicana, criticó que no estemos a la altura del reto que se viene por delante, al acusar que no hay certeza de cuántos son los recursos disponibles y cuáles son las necesidades.

Bohórquez destacó la propuesta de Mauricio Merino, de generar un único Fondo de Reconstrucción Nacional, lo que implicaría un esfuerzo amplio de coordinación entre entes públicos y privados, para renunciar por ejemplo al secreto fiduciario.

"Estamos en medio de una tragedia silenciosa más, la de no ser capaces de darle la vuelta al viejo modelo de rendición de cuentas que nos atrapa en el siglo XIX y no nos permite entrar al siglo XXI", concluyó.

Etiquetas Noticias

COMENTARIOS

MÁS Política