Pagó el Congreso capitalino 800 computadoras a sobre precio. Significó un gasto extra de 16 mdp



Ciudad de México.-A finales de 2019, el Congreso capitalino adquirió 800 computadoras de escritorio con un valor por equipo de 27 mil 490 pesos, cuando en tiendas de autoservicio tienen un costo de 7 mil 999 pesos, es decir, se compraron a un precio tres veces superior a su costo al público, lo que para el órgano legislativo significó una erogación de 21.9 millones de pesos.



Con el sobreprecio, el Legislativo habría gastado casi 16 millones de pesos de más en la adquisición de esas computadoras de la marca HP, de acuerdo con una investigación realizada por Capital CDMX.



Para la compra de esos equipos, el Legislativo local emitió una licitación pública y, por considerar que ofrecía el mejor precio, adjudicó el contrato CCM/IL/LPN/008/2019 a la empresa Mac Computadoras de Morelos SA de CV.



El contrato en favor de esa empresa asciende a un monto total de 32.6 millones de pesos, pues además de las computadoras de escritorio, esa compañía fue la proveedora de 350 impresoras multifuncionales que costaron 8 mil 800 pesos cada una; seis estaciones de trabajo para desarrollo con un valor unitario de 59 mil 900 pesos; 10 computadoras laptop para uso general con un costo de 15 mil 528 pesos cada una y dos computadoras laptop para desarrollo con un valor de 54 mil pesos por unidad.



Además, la firma Mac Computadoras fue la proveedora de 10 escáner para red y de alto rendimiento, con un valor de 19 mil pesos cada uno; una impresora láser que valió 115 mil pesos, 12 impresoras láser a color de alto volumen a un costo de 7 mil 900 pesos por unidad, y 20 antivirus para servidores que tuvieron un costo de 550 pesos cada uno.



De acuerdo con el Oficial Mayor del Congreso local, Alfonso Vega, las computadoras de escritorio se entregarán a razón de cinco equipos por diputado, uno para su oficina, dos para su módulo de atención ciudadana y dos más para sus asesores de comisiones legislativas.



Así se distribuirán 330 equipos de cómputo entre los 66 legisladores, mientras que el resto de las computadoras se asignarán a las distintas unidades administrativas del órgano legislativo.



De acuerdo con el “Anexo técnico para la adquisición de bienes informáticos” que dio lugar a la compra de estos equipos, las 800 computadoras de escritorio marca HP que se compraron a sobre precio debían reunir características técnicas como tener un procesador de 4 núcleos a 3.50GHz, 8 gb en memoria Ram y un disco duro de 1 tb, entre otras condiciones.



Sin embargo, en línea y en tiendas de autoservicio como WalMart un equipo de esas características tiene un costo unitario de 7 mil 999 pesos.



Capital CDXM obtuvo imágenes de las computadoras nuevas, que personal del propio Congreso local sacó de sus cajas para configurarlas. De acuerdo con las carácterísticas técnicas y físicas de esos equipos, el valor en línea de las mismas fluctúa entre los 8 mil y 15 mil pesos.



Hoy, durante la sesión del Pleno, diputados de las diferentes bancadas se quejaron que no han recibido las computadoras nuevas, aunque de acuerdo con el Oficial Mayor los equipos están en bodegas y en proceso de configuración para poderlos entregar a los legisladores, además de que le solicitó vía oficio al presidente de la Jucopo, Mauricio Tabe, se definiera el esquema de entrega.

División y corrupción



La compra de equipo de cómputo en el Congreso capitalino se perfila para convertirse en un nuevo elemento de confrontación entre diputados locales de Morena, por la sospecha de corrupción detrás de la adquisición a sobre costo. Entre los involucrados se comenzaron a echar culpas.



En entrevista con Capital CDMX, el Oficial Mayor del Congreso, Alfonso Vega, dijo que el área responsable de hacer la licitación es la Dirección General de Administración, cuya titular Tania Gabriela Montero Ruiz es gente del diputado morenista Rigoberto Salgado.



Además, dijo que el área técnica que requiere los equipos y que en este caso solicitó los 800 equipos es la Dirección de Innovación, cuyo titular Alejandro Pérez Valle también es colaborador de Rigoberto Salgado.



No obstante, el Oficial Mayor es quien requisa, pero de acuerdo con Vega él cumplió con la solicitud de compra de todo el equipo informático requerido por las otras áreas.



Respecto a la compra de las computadoras de escritorio a sobreprecio, dijo que la Dirección de Administración hizo cotizaciones previas y estas se deben ajustar a estudios de mercado. “Para decirte que no hay sobre precio tendríamos que revisar todo el expediente, incluso que la Contraloría lo revise, porque hubo cotizaciones previas y para participar se debieron ajustar a los estudios de mercado”, argumentó el funcionario.



También explicó que la adquisición de las computadoras se programó desde los primeros meses de 2019, pero los cambios en la titularidad de la Oficialía Mayor, con la salida de su titular Javier González Garza, retrasó la compra, además de que se ventilaron irregularidades en otras licitaciones como la de uniformes, lo que obligó a reiniciar todos los procesos de licitación.



Dijo que en estos momentos el Congreso de la Ciudad cuenta con unos 600 equipos de cómputo obsoletos, con más de ocho años de uso, lo que obligó a la compra de nuevos aparatos, aunque aceptó que inicialmente sólo se iban a adquirir 250.



Sobre esta compra, el diputado morenista y presidente del Comité de Administración del Congreso, Rigoberto Salgado, argumentó que desde noviembre del año pasado se atendió al planteamiento de los diputados para adquirir bienes informáticos.



“La adjudicación se hizo por subasta para atender las necesidades planteadas por la Oficialía Mayor y el área de informática”, dijo el legislador, quien consideró que en esta semana comenzará la entrega de las primeras computadoras.



Dijo no considerar necesaria una auditoría, pues “no veo que estemos en presencia de un mal uso o malversación de recursos públicos”, agregó.



El presidente de la Jucopo, Mauricio Tabe, anunció que se auditará ese contrato para evitar cualquier sospecha de malos manejos y si hubo una adquisición indebida, con sobreprecio, pedirá que la Contraloría Interna investigue, “porque no vamos a permitir tranzas”, señaló.



Por separado, el vicecoordinador de Morena, José Luis Rodríguez, dijo no tener información oficial sobre el alcance de la compra del equipo informático, a pesar de que la millonaria adquisición de computadoras se ventiló a raíz de la propuesta que hizo la propia bancada de Morena para recortar 400 millones de pesos del presupuesto del órgano legislativo y destinar ese dinero a la Universidad de la Salud.



Cuando se le cuestionó esto al vicecoordinador morenista, expuso: “Nosotros, cuando analizamos el presupuesto partida por partida, para efecto de 2020 nosotros consideramos que ahí se puede tener un ahorro, porque el año anterior había una partida con un monto superior a 30 millones de pesos, entonces pensamos que para efectos de 2020 no necesitamos duplicar esa adquisición”.



Por separado, el coordinador del PRD Víctor Hugo Lobo, dijo que su bancada no recibirá las computadoras hasta que no se realice una auditoría que permita transparentar la compra de los equipos y dejar en claro si hubo o no un acto de corrupción.