Pacientes con Covid19 y alguna comorbilidad elevan servicios de urgencias en 30 por ciento, alerta titular de Salud capitalina



Ciudad de México.-La secretaria de Salud de la Ciudad, Oliva López Arellano, alertó sobre los caso de personas con hipertensión, diabetes y obesidad que están en riesgo de contagiarse con coronavirus, pues de ser el caso y de presentar un cuadro de insuficiencia respiratoria tienen un lapso de tiempo de entre 8 y 12 horas para llegar al hospital.



“Estas personas tienen que vigilar mucho sus síntomas, porque lo que se ha encontrado es que varios días de fiebre que no cede, que no se quita, con tos, en estas personas se pueden agravar, se puede agravar rápido, instalándose lo que se llama una dificultad respiratoria, una insuficiencia respiratoria”, detalló la funcionaria en videoconferencia.



Explicó que esos cuadros de insuficiencia respiratoria no se identifican como una gripa común o una faringitis, sino como una dificultad real para respirar, incluso para hablar, pues las personas se fatigan y se les va la voz



Agregó que este llamado a personas con alguna morbilidad asociada, para que acudan a tiempo a un hospital, “tiene que ver con la saturación en urgencias, pues lo que está ocurriendo es que ya las personas llegan con datos de insuficiencia respiratoria muy avanzada y entonces el sitio al que lleguen de emergencia es la sala de urgencias y entonces estamos teniendo mucha sobredemanda en las salas de urgencia”, explicó.



Agregó que la ocupación en las salas de urgencias de los hospitales Covid-19 es 30 por ciento adicional a lo habitual.



Oliva López dijo que el problema podría acentuarse si se toma en cuenta que un 70 por ciento de la población del país presenta problemas de sobrepeso, mientras que la prevalencia de diabetes e hipertensión afecta a un 30 por ciento de los mexicanos mayores de 40 años.



Durante esta videoconferencia, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum detalló que entre el pasado miércoles y el día de ayer hubo un crecimiento moderado en el número de pacientes intubados por presentar un cuadro muy grave de insuficiencia respiratoria, al pasar de 529 casos a 571.



Aunque hasta ayer la cantidad de personas que fallecieron en la Ciudad llegó a 268 defunciones, la mandataria confió que las medidas de sana distancia han funcionado.