| 

Justicia

PGR pierde otro caso por gobernadores acusados de corrupción

Ciudad de México.- Guillermo Padrés Elías obtuvo un amparo en contra del auto de formal prisión por uso del recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal equiparada, debido a que el juez de procesos se negó a estudiar los argumentos del imputado para evitar el auto de formal prisión en noviembre del 2016.

Como parte de la sentencia del juez Decimocuarto de Distrito de Amparo Penal en contra de la determinación del pasado 16 de noviembre del 2016, cuando el ex gobernador quedó sujeto a proceso por los delitos antes mencionados, acto que fue calificado de inconstitucional por diversas violaciones al debido proceso.

El juez de amparo consideró que el impartidor de justicia del Decimosegundo Juzgado de Procesos Penales Federales debió analizar los argumentos que exponía el quejoso y con apoyo en las leyes, y decir si le asistía o no la razón previo a vincularlo a proceso.

Así, el juez de proceso deberá resarcir las deficiencias procesales de su primera determinación, y subsanadas las deficiencias, sobre todo en el estudio de las pruebas aportadas por el inculpado, volver a dictar una determinación sobre el internamiento de Padrés Elías, sólo por estos delitos

Con base en la sentencia el juez de amparo consideró que no se encontró el cuerpo del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, porque no se demuestra que Padrés Elías tuviera conocimiento de dicha circunstancia ni que haya realizado las operaciones en el sistema financiero con los propósitos ilícitos y de triangulación de inversiones en el los Países Bajos, para ocultar su origen, localización, destino y propiedad.

Además que los delitos de uso de recursos y el fraude se hicieron en distintos tiempos lo que “no resulta lógicamente posible” que primero se haya consumado el delito de defraudación fiscal equiparada y posteriormente el de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Además que el hermano del ex gobernador, Miguel Padrés Elías, quien era uno de los socios inversionistas del Proyecto Minero Shirley, no tuvo intervención en los procesos de licitación, por lo que la acusación de la PGR que refiere que éste pudo ser beneficiado de “moches” o “gratificaciones” carece de sustento alguno.

Asimismo, no existe un nexo para establecer que los recursos económicos obtenidos por el costo de los uniformes, 264 millones de pesos, que fueron distribuidos gratuitamente en escuelas de Sonora, corresponda con el dinero depositado al quejoso.

Mientras que las investigaciones en su contra fueron realizadas en primera instancia por la Fiscalía Especializada para Investigar Hechos de Corrupción de la Procuraduría General del Estado de Sonora.

Por su parte, la Procuraduría General de la República a través del Ministerio Público de la Federación apeló la determinación judicial, por ello, será un Tribunal Colegiado quien ratifique, revoque o modifique la sentencia a favor del ex gobernador de Sonora.

Con base a las acusaciones de la PGR, - consideró el juez de amparo-, se desprende que le asiste la razón al quejoso cuando aduce que la resolución reclamada adolece de una debida fundamentación y motivación en relación con las pruebas que obra en el proceso penal seguido en su contra.

Actualmente Padrés Elías enfrenta dos procesos, relacionados con las averiguaciones previas, AP/PGR/DGCAP/ZNO-XIV/8A/2015 y AP/PGR/DGCAP/ZNO-XIV/13-A/2016, una por lavado de dinero y delincuencia organizada, y la segunda por uso de recurso de procedencia ilícita y defraudación fiscal equiparada; por ello no podrá alcanzar su libertad, aunque el amparo le sea ratificado por un tribunal colegiado.

De acuerdo con las acusaciones que hizo la PGR contra Guillermo Padrés Elías, éste habría movido al menos 312 millones de pesos de procedencia ilícita, de los cuales 178 eran del erario estatal.

Etiquetas PGR Padrés

COMENTARIOS

MÁS Justicia