Otra vez, en el Congreso local se pospone discusión de Ley Chambeando Ando. Diputados hacen vacío



Ciudad de México.-Por enésima ocasión, en el Congreso de la Ciudad se pospuso la discusión de proyecto de dictamen de la Ley de Trabajo No Asalariado que contempla la polémica regulación del comercio en vía pública a partir de las iniciativas que promovieron por separado dos antagónicas dirigentes de vendedores informales: Diana Sánchez Barrios y María Rosete.



Este miércoles 21 de octubre estaba programada una sesión virtual de la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas, pero la reunión no se pudo llevar a cabo, otra vez, por falta de quórum. Sin justificación que avalara su ausencia, no ingresaron a la reunión de la plataforma Zoom los diputados Diego Orlando Garrido (PAN); Eleazar Rubio (Morena); Evelyn Parra (PRD) y Leonor Gómez Otegui (independiente). Llamó la atención que Gómez Otegui sí ingresó a una reunión programada después, de la Comisión de Transparencia.



El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, el morenista Nazario Norberto Sánchez, anunció que se aplicará el descuento correspondiente a la dieta de los faltistas y precisó que sólo justificaron su ausencia los diputados de Morena, Jesús Martín del Campo y Leticia Varela, el primero porque se encuentra hospitalizado y la segunda porque tenía una operación el día de hoy.



Además de Nazario, ingresaron a la sesión virtual los legisladores Ricardo Ruiz, Jorge Triana, Víctor Hugo Lobo, Guillermo Lerdo de Tejada y Eduardo Santillán.



Como punto central de la sesión de la Comisión programada para este miércoles, estaba considerado el análisis, discusión y en su caso aprobación del dictamen respecto a la iniciativa ciudadana para expedir la Ley que Regula el Ejercicio del Comercio y el Trabajo No Asalariado en la Vía Pública que presentó Diana Sánchez Barrios, mejor conocida como "Ley Chambeando Ando", así como la iniciativa ciudadana relacionada con la Ley de Trabajadores No Asalariados, Prestadores de Servicios por Cuenta Propia y Comerciantes en Vía Pública que presentó la diputada federal María Rosete.



Desde noviembre del año pasado se ha pospuesto la discusión de ese tema en la Comisión de Puntos Constitucionales, desde razones que van con la falta de quórum, hasta la instalación de mesas de trabajo con las dirigentes de los ambulantes que exigen la predominancia de su respectivo dictamen y el desechamiento de la iniciativa promovida por su adversaria.



Nazario Norberto Sánchez se comprometió en su momento a aprobar el dictamen a más tardar en febrero de este 2020, lo cual no ocurrió. Después vino la pandemia por Covid-19 y el tema quedó archivado, hasta ahora que se citó a la reunión de la Comisión y que de nueva cuenta fracasó por la falta injustificada de legisladores.



FALTA VOLUNTAD POLÍTICA



Ante la falta de quórum en la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas, Diana Sánchez Barrios acusó que no hay voluntad política para sacar adelante esta ley de carácter ciudadano preferente, y agregó: “Se ha retrasado el dictamen por cuestiones políticas y económicas, no nos quieren regular porque se vienen un proceso electoral muy importante. Me explico, el partido en el poder en este caso Morena, obliga a los compañeros del espacio público a votar por sus candidatos y si no lo hacen les quitan su lugar de venta, amén de que hay que ´entrarle´ para la campaña".



La activista social y defensora de los derechos humanos acusó que “los representantes populares creen que somos ignorantes, y que siempre vamos a estar callados pero se acabó, tengo en mis manos el dictamen que los legisladores quieren aprobar y en su artículo 12 a la letra dice ´No habrá permiso para realizar actividades en vías primarias, camellones y en el interior de las estaciones del Metro; en autobuses, metrobus, y cualquier otro transporte público, en acceso a los espectáculos, frente a hospitales, escuelas, zonas remodeladas, espacios públicos recuperados y otros lugares similares que determine el Reglamento que corresponda”.



Esto significa que en los hechos se quiere prohibir el ejercicio del comercio, cuando la Constitución señala que las personas trabajadoras en el espacio público tiene derecho a realizar un trabajo digno y a poseer una identidad formal de la ciudad, acusó la dirigente.
Además, lamentó que el dictamen es omiso sobre la regulación en materia de salud pública y seguridad social para las y los trabajadores, pero se simula todo lo anterior al incluir el derecho a la vivienda.



Sánchez Barrios agregó: “la petición de este millón 300 mil familias que se dedican al comercio popular es que se revise y regrese el dictamen que ya tienen los legisladores el cual tiene más vicios que virtudes, a la Secretaría Técnica, y cumplamos con los compromisos que se recopilaron en los foros realizados por la Comisión que encabeza el diputado Nazario Norberto Sánchez".