Otorgan atribución plena a Sheinbaum para disponer del presupuesto de la CDMX



Ciudad de México.-La Comisión de Presupuesto del Congreso capitalino aprobó esta tarde --con el voto a favor de Morena, el PVEM y la petista Leonor Gómez Otegui--, una iniciativa de la jefa de gobierno a la Ley de Austeridad, por la cual se le otorga atribución plena a Claudia Sheinbaum para disponer y modificar el presupuesto de la Ciudad, sin límite de monto y sin necesidad de que intervenga el poder Legislativo, cuando se presente un desastre natural o una emergencia sanitaria como la que enfrentamos.



En contra de esa atribución extraordinaria votaron los legisladores del PAN, el PRI, y Fernando Abotiz, del PES. Los panistas acusaron que de esta forma el Congreso de la Ciudad pierde una de sus principales facultades, la del control presupuestal. No se aprobó ninguna de las reservas que presentaron diputados de esos partidos, orientadas a acotar la intervención de Sheinbaum en el manejo del gasto público.



En abstención votaron la perredista Paula Castillo y la coordinadora del PT, Circe Camacho, lo que dejó en evidencia una ruptura de Morena con sus aliados políticos en este tema.



Los legisladores morenistas hicieron varios cambios a la propuesta original de la mandataria, pues establecieron que la jefa de gobierno podrá aplicar las medidas de disciplina y equilibrio presupuestario, pero únicamente durante el ejercicio fiscal en el que duren los supuestos de emergencia sanitaria o desastre.



La redacción de ese ajuste enfrentó cuestionamientos del diputado del PRD Jorge Gaviño, pues expuso que legalmente no se definen los alcances, límites y plazos de la emergencia sanitaria.



"Se habla de emergencia sanitaria ¿pero cuánto dura? quién lo determina? ¿solo aplica en semáforo rojo o también en naranja, en amarillo o hasta el verde?", argumentó Gaviño, aunque al final se impuso la redacción presentada al artículo 23 Bis de la Ley de Austeridad.



Así, se determina también que para aplicar las medidas de austeridad, la jefa de gobierno podrá ordenar a las Dependencias, Órganos Desconcentrados, Alcaldías y Entidades llevar a cabo las reducciones a su presupuesto de egresos en los rubros de gasto que no constituyan un subsidio entregado directamente a la población, a efecto de salvaguardar el interés social y público de la Ciudad. Es decir, los montos presupuestales de los programas sociales no serán modificados aunque se presente una contingencia.



Durante la discusión del dictamen se aprobó una reserva que obtuvo consenso desde una reunión previa de los asesores de diputados y que el legislador morenista Carlos Hernández Mirón pretendió hacerla pasar como una propuesta de su autoría. En la modificación se establece que si una iniciativa de ajuste al presupuesto anual no se resuelve en comisiones, el documento pasará directamente al Pleno para su discusión y aprobación.



En el artículo 23 bis se establece también que para el caso de los Poderes Legislativo, Judicial y los Órganos Autónomos, estos se deberán coordinar con la Secretaría de Finanzas para que aprueben, en un plazo máximo de 10 días naturales, las adecuaciones a su presupuesto.



Pero también se establece que en caso de que los Poderes Legislativo, Judicial y los Órganos Autónomos no realicen las adecuaciones a sus presupuestos o no resulten suficientes, la jefa de gobierno enviará a Congreso local una iniciativa con el monto a reducir en el Decreto de Presupuesto de



Egresos, para que el órgano legislativo discuta y, en su caso, apruebe o modifique en un plazo máximo de 15 días hábiles a partir del día siguiente al de su recepción.



Para el perredista Víctor Hugo Lobo esta redacción significa en los hechos una intromisión en la vida de los órganos autónomos y aunque se modifica la redacción original de la iniciativa que presentó la jefa de gobierno, dijo que ese cambio no significa una concesión ni un favor a los organismos autónomos locales.



Los diputados locales celebrarán el próximo viernes 19 de junio un periodo extraordinario de sesiones, para aprobar ahí el dictamen del artículo 23 bis y una adición al artículo 88 de la Ley de Austeridad.



Así, esta atribución que se le concede a Sheinbaum podrá entrar en vigor al día siguiente de que el decreto se publique en la Gaceta Oficial capitalina.



CHEQUE EN BLANCO



Por la mañana, diputados y dirigentes del PAN en la Ciudad acusaron que esta reforma es un cheque en blanco a Claudia Sheinbaum para modificar, con el pretexto de la pandemia, el presupuesto de la capital a contentillo, sin transparencia y con el riesgo de usar los recursos públicos con fines electorales.



Andrés Atayde Rubiolo, Presidente de Acción Nacional en la Ciudad de México, los Diputados locales Mauricio Tabe, Christian von Roehrich, Federico Döring y América Rangel, así como el Diputado Federal Luis Mendoza Acevedo, lamentaron la violación de poderes, un manejo unilateral del presupuesto y un antecedente peligrosos para la democracia en la capital del país.