Opacidad en la CDMX



Ciudad de México.- La transparencia y el acceso a la información en la Ciudad de México (CDMX) está secuestrada desde el pasado 23 de marzo, cuando inició la jornada de Sana Distancia para intentar contener la pandemia de Coronavirus.



El Instituto de Transparencia de la CDMX (InfoCDMX) decidió que no habría respuesta a las solicitudes de información pública hasta el 5 de octubre de este año para resguardar a su personal.



Por ello, al día de hoy se desconocen los gastos y actos de todos los entes públicos de la ciudad sujetos a responsabilidad.



Por si fuera poco, el presiente del InfoCDMX, Julio Bonilla, propuso y logró que por mayoría se aprobara un regreso “gradual” pese a que no han laborado en todo el año, pero si han cobrado justamente su salario.



La situación es grave porque se da a la Secretaría de Salud de la CDMX la oportunidad de responder al último, cuando le sea oportuno en un año en el que se aprobó la Ley Sheinbaum que ha permitido el manejo discrecional de más de 238 mil millones de pesos.



La pandemia resultó el mejor pretexto para opacar la CDMX.

Lee el semanario aquí: Opacidad en la CDMX