| 

Sustentabilidad

Once empresas de bicicletas y motopatines siguen en la fase para obtener permiso permanente



Ciudad de México.-Esta mañana, la Consejería Jurídica y la Secretaría de Movilidad (SEMOVI) de la Ciudad de México, anunciaron por medio de la Gaceta Oficial el “Aviso por el que se da a conocer la Segunda Fase del proceso que las personas morales deberán seguir para obtener un permiso anual para la prestación del servicio de los Sistemas de Transporte individual sustentable (SiTIS)”, entendidos estos como los motopatines y las bicicletas sin anclaje.



En el documento se indica que en la segunda fase para la obtención de un permiso de operación anual, únicamente podrán participar las empresas que recibieron una Constancia de Acreditación de la primera etapa del proceso, misma que la SEMOVI entregó el 28 de mayo a 11 firmas, de un total de 17 participantes.



Las empresas de bicicletas sin anclaje que recibieron esta acreditación son Dezba, Movo, Mobike, Motum y Jump. Por su parte, la marca Vbike desistió de su interés por operar en la Ciudad de México, por lo que dejará de brindar sus servicios a partir de este día en la capital del país.



En el caso de monopatines eléctricos, a las empresas que se les otorgó su constancia son Bird, Lime, Jump, Movo, Motum y Grin. Las que no podrán seguir en el proceso son Ufo, Bunny, Easy Taxi, Cabify, Helbiz y One, tras no cumplir con los requerimientos técnicos o legales establecidos por la Secretaría de Movilidad en la Gaceta Oficial del 16 de abril.



Para la segunda fase para la obtención de un permiso anual, la cual concluirá el 27 de junio, las empresas presentarán ante la SEMOVI la contraprestación anual que pagarán a la Ciudad de México por el número de unidades que desean operar a través de una serie de propuestas (de una hasta veinte), las cuales serán evaluadas por medio de un algoritmo desarrollado por la institución, con el respaldo de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP).



Para obtener la combinación que mejores dividendos deje a la Ciudad de México, el algoritmo está programado para procesar millones de combinaciones posibles de oferta económica y número de unidades solicitadas por las empresas, por lo que se asegura un proceso transparente y que maximiza los beneficios para la ciudadanía.



El número máximo de bicicletas que habrá en calle es de 4,800; mientras que de monopatines, será 3,500. Estas cifras fueron determinadas, principalmente, con base en los datos de operación y de trayectos recabada en la Prueba Piloto de 45 días.



Para evitar prácticas monopólicas, una sola firma no podrá tener más del 50% del total del parque vehicular autorizado. Asimismo, la SEMOVI evaluará trimestralmente la correcta operación de estos servicios.



Las empresas que hayan participado en la prueba piloto y obtenido la constancia de acreditación podrán seguir operando en la ciudad hasta el 27 de junio con un máximo de con 856 patines o 1,483 bicicletas, respectivamente.





Etiquetas

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Sustentabilidad