Ojalá sea presdigitación y no entreguismo. Mi CDMX tiembla por metralla



Ciudad de México.- Ni los veo, ni los oigo. Frases “Fifí’’ del neoliberal Carlos Salinas de Gortari, ahora refrendada como marca del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que sí quiere ir a Estados Unidos para reunirse con su homólogo Donald Trump, so pretexto de firmar el T-MEC, pero todo está en manos del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, si es que acepta ir en julio próximo a la Casa Blanca.

El fundador de Morena, que inició como movimiento social y después se convirtió en partido, que atrajo usurpadores que se multiplicaron como el Coronavirus COVID-19 de inmediato y en pandemia política, llegaron “chapulines’’, “trasnochados’’, “casi muertos’’ y “vividores políticos’’ con olor a priísmo, y corrupción, estima necesaria su presencia en Estados Unidos.

En nuestro país, no sólo miembros de Morena están en contra e incluso el experto político Porfirio Muñoz Ledo, otrora uno de sus mejores aliados, que de diplomacia sabe un tanto, fue nada más embajador de México en Naciones Unidas, cree “inoportuna’’ esa visita a Washington para verse, porque no platicará, nada de inglés, según el “canallín’’, espero no sea humillado.

Los detractores estiman que López Obrador, lo único que irá a hacer allá, es levantar el rating a la malograda campaña de reelección que enfrenta Trump. Dice nuestro jefe del Ejecutivo que irá a agradecer las atenciones que tuvo el gringo con los “ventiladores’’ ante la pandemia que enfrentan los mexicanos, no tanto él, porque no usa ni cubrebocas.

Eso no se la cree ni él. Irá a la sumisión como lo mostró desde el inicio de su mandato, sólo basta observar cómo convirtió Donald Trump a la Guardia Nacional en su policía “antiinmigrante’’ desde suelo azteca, que frenó la oleada migratoria de Guatemala, Honduras y El Salvador, algunos miles de ellos siguen estacionados en la frontera norte o son deportados a su nación Centroamérica.

Si Donald Trump, se chamaqueó al ex presidente Enrique Peña Nieto y a su deshonroso cuerpo diplomático cuando todavía no era ni Presidente, sin duda fue suficiente para elevarlo más a el objetivo de ser presidente de Estados Unidos, ahora ¿De qué platicaran ambos?

Lo único que los embona, es que los dos son unos “mentirosos crónicos’’ que viven su realidad, que los medios de comunicación son una porquería y sus opositores son una basura, sólo en eso sus ideas de “estadistas’’ coinciden. O López Obrador se pondrá más de tapete, algo que él cuestionó y criticó en las administraciones foxista, calderonista y peñista.

Ojalá que no le pase lo que a la India María y le roben las maletas, lo pierdan aún más y nos sorprenda, eso es lo que estamos esperando millones de mexicanos, no sólo los que votaron por él, todo está en manos del primer ministro canadiense, que tengan por seguro, el Donald Trump no le es de su agrado ¿qué pensará del nuestro?

COMMODATO



No debería caer en saco roto el atentado que sufrió Omar García Harfuch, a manos de sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), como lo confío el mismo, antes de ser intervenido quirúrgicamente, aún con las tres balas y esquirlas que recibió y sobrevivió y no la mala suerte de dos de sus escoltas.

Es cierto que la Ciudad de México es un nido de capos y jefecitos del crimen organizado, cárteles de la droga, narcomenudistas, secuestradores y extorsionadores, aunque se niegue. Miguel Ángel Mancera, ex jefe de Gobierno y hoy senador del PRD, lo decía con elegancia: “La capital del país es un sitio para negociar, no para habitar por capos del narcotráfico’’.

¡Vaya que sabía!

Siempre equivocado. Ahora el sonar de una ametralladora Barret y el estruendo de las granadas expansivas utilizadas por el grupo de sicarios, aunque hayan capturado a 12, dejará más temor en las zonas acaudaladas de nuestro adorable exDF, al tiempo.

  • Rubén Torres

    Rubén Torres

    Defeño, reporteando desde 1980. Graduado en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, generación 1984-1988. Trabajó 13 años en Inter Press Service (IPS), corresponsalía en México, donde fue becario del entonces Programa de Naciones Unidas para la Fiscalización de las Drogas (PNUFID) hoy JIFE. Reportero de los periódicos El Día, UNOMASUNO, El Nacional, Agencia Notimex, El Sol de México y El Economista. Hoy corresponsal en Chetumal y Cancún en Luces del Siglo. He cubierto casi todas las fuentes, menos espectáculos, esos los doy y deportes. Profesor de periodismo durante 20 años en la extinta escuela de Periodismo y Arte (PART).