OMS advierte que riesgo es muy alto por coronavirus



Ciudad de México.- El coronavirus se propagó aún más el viernes, con casos reportados por primera vez en seis países de tres continentes, lo que golpeó a los mercados y llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a elevar su alerta de riesgo de impacto a "muy alto".



Las esperanzas de que la epidemia que se inició a fines del año pasado en China pase en pocos meses y la actividad económica vuelva rápidamente a la normalidad se vieron golpeadas esta semana ante el aumento de casos a nivel internacional.



Las bolsas mundiales se encaminaban a cerrar su peor semana desde la crisis global financiera de 2008 y sufrían una pérdida de valor por 6 billones de dólares a medida que se interrumpieron las cadenas de suministro, se pospusieron planes de viajes y se cancelaron importantes eventos.



La OMS dijo que elevaba su evaluación de riesgo global a "muy alto desde alto", algo que su jefe de emergencias, Mike Ryan, sostuvo que busca poner a las autoridades nacionales en alerta total.



"Creo que esta es una verificación de la realidad para cada gobierno del planeta: despierta, prepárate, este virus puede estar en camino y debes estar listo", dijo Ryan.



Las últimas cifras de la OMS indican que más de 82,000 personas han sido infectadas, con más de 2,700 muertes en China y 57 fallecimientos en 46 otros países.



México, Nigeria, Estonia, Dinamarca, Países Bajos y Lituania informaron sus primeros casos, todos con antecedentes de viajes relacionados a Italia, el país europeo más afectado. México es el segundo país latinoamericano en registrar el virus, después de Brasil, y el caso de Nigeria es el primero en África subsahariana.



Un funcionario chino dijo que se descubrió que algunos pacientes recuperados estaban infectados, lo que sugiere que la epidemia puede ser aún más difícil de erradicar de lo que se pensaba.



El portavoz de la OMS, Christian Lindmeier, dijo que la OMS analizaba con mucho cuidado reportes de reinfecciones de algunas personas.



Además de almacenar suministros médicos, numerosos gobiernos ordenaron el cierre de escuelas y cancelaron grandes concentraciones para tratar de detener la enfermedad. Suiza canceló el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, una de las citas más importantes de la industria mundial.



Bulgaria, que no ha reportado ningún caso aún, dijo que está lista para desplegar soldados y equipos militares en la frontera con la vecina Turquía para evitar flujos migratorios ilegales a medida que intensifica las medidas contra el coronavirus. Grecia, puerta de entrada para los refugiados de Oriente Medio, también ha anunciado controles fronterizos más estrictos.