Números magros para la CDMX en turismo e inversión extranjera, reconocen secretarios ante Congreso local



Ciudad de México.-La pandemia por Covid-19 pegó con números bastante magros a la CDMX en la inversión extranjera directa y en turismo nacional e internacional, expusieron hoy ante diputados locales los secretarios de Desarrollo Económico y de Turismo de la Ciudad, Fadlala Akabani y Carlos Mackinlay, respectivamente.



Los funcionarios sostuvieron comparecencias virtuales ante las comisiones legislativas de sus respectivos sectores, como parte de la Glosa del Segundo Informe de la Jefa de Gobierno.



En sesión remota, Carlos Mackinlay recordó que al cierre del año 2019 se reflejaban datos alentadores. Sin embargo, a partir de 2020 “fuimos testigos de la mayor crisis del siglo XXI; se dijo que el sector turístico sería el primero en salir de la crisis, pero puede no ser así”, alertó.
Sostuvo que de acuerdo con la Organización Mundial de Turismo (OMT), tan sólo durante el primer semestre de 2020 se suscitó una pérdida de 440 millones de llegadas internacionales, lo que se tradujo en 460 mil millones de dólares en pérdidas de ingresos de exportación de turismo internacional.
Agregó que en la Ciudad de México se estima que la ocupación hotelera del año 2020 será de tan solo 30 o 40 por ciento, frente al 68 por ciento del año pasado; habrán llegado cinco millones de turistas, frente a los 14 millones en el 2019; la derrama económica será de 44 mil millones de pesos, a diferencia de lo alcanzado en 2019, que fue de 113 mil millones de pesos. Los empleos directos con lo que se terminará el año serán de 200 mil en vez de 300 mil empleos directos, lamentó.



Agregó que a pesar los efectos negativos derivados de la emergencia sanitaria, se han llevado a cabo acciones que permitirán salir adelante y reseñó las actividades de los tres programas que realizaron: Turismo de Barrio, Inversión Turística y Capital Cultural de América.



Dijo que el programa Turismo de Barrio es uno de los más importantes del Gobierno de la Ciudad, pues se impulsó la oferta del sector en las alcaldías. Se elaboró un inventario turístico en la zona oriente; se hicieron dos Catálogos de Experiencias de Barrio con productos gastronómicos, otro de Locaciones con 46 espacios para filmaciones; Festival de la Central de Abasto; asesoría técnica a 700 emprendedores para impulsar la Mipymes y empresas sociales, entre otros.
En cuanto a la Inversión Turística y el Equipamiento Urbano se desarrollaron diversas actividades de facilitación y gestión para fomentar la inversión del sector para generar fuentes de empleo para la población local.
Al cierre del año pasado estaban en construcción 26 hoteles con un monto estimado de inversión de 29 mil millones de pesos y la apertura de cuatro mil 675 habitaciones, lo que se reflejará en la generación de 4 mil 675 empleos directos y 18 mil 700 indirectos.



En cuanto a Capital Cultural de América, éste desarrolló una infraestructura de cuatro sitios Patrimonio de la Humanidad, arquitectura prehispánica, colonial y moderna; 180 museos, 300 espacios de exhibiciones, gastronomía y muchas otras más, además de grandes festivales, exposiciones y ferias culturales internacionales y nacionales.



Durante la contingencia, agregó, se entregaron despensas alimenticias en beneficio de 780 guías de turismo, 470 a mariachis, dos mil 630 choferes, 450 trabajadores del sector. En coordinación con la Secretaría del Trabajo se gestionó un seguro de desempleo y se entregaron más de tres mil despensas a trabajadores de embarcaderos de Xochimilco.



CAE LA IED



Por su parte, el secretario de Desarrollo Económico Fadlala Akabani subrayó que, aunque la capital del país se mantiene por décimo año consecutivo como la entidad que más inversión extranjera recibe y como el puente para hacer negocios entre las economías de Norte y Sur América, los números no son buenos.
En sesión remota, detalló que durante el primer semestre de 2020, la capital recibió tres 3 mil 413 millones de dólares, equivalente a 19 por ciento del total de inversión recibida nacionalmente. Esta cantidad es 33 por ciento menor en comparación con el 2019, dijo.



Agregó que indudablemente la reactivación económica, y por lo tanto la recuperación de la inversión para las unidades económicas y de empleos, seguirá condicionada a la salud pública, específicamente por la disminución en el número de contagios, hospitalizaciones, defunciones y por el desarrollo de una vacuna efectiva contra el virus Sars-CoV-2”, afirmó.
Reconoció que será hasta que el semáforo sanitario se encuentre en verde cuando se sepa con certeza el daño que el COVID-19 causó a la economía, tras la aplicación de las medidas implementadas.



Sostuvo que las Micro, Pequeña y Mediana Empresa han enfrentado un reto mayor por la ausencia de conocimientos legales, administrativos, financieros, tecnológicos, contables, fiscales, de mercadotecnia y de desarrollo humano aplicados a los negocios, por ello, se trabaja en una cruzada sin precedentes de apoyo y capacitación, esta última siendo la punta de lanza de una política pública integral de desarrollo económico, con la finalidad de ampliar la esperanza de vida de las empresas.



El funcionario resaltó diversas acciones extraordinarias en materia de la emergencia sanitaria, entre ellas el financiamiento para microempresas con 50 mil créditos en montos únicos de 10 mil pesos y tasa de interés de cero por ciento, un plazo de pago de 24 meses, un periodo de gracia de cuatro meses, pagos mensuales y sin garantía prendaria; para pequeñas y medianas empresas con Fondo de Garantías, que asciende a un mil 113 millones de pesos, entre el Gobierno de la Ciudad México y Nacional Financiera y que el programa contempla otorgar a al menos 800 Pymes créditos por hasta 2.5 millones de pesos, con plazos de pago de 36 a 60 meses, un periodo de gracia de 6 meses, una tasa de interés de 13.9 por ciento y sin pago de comisiones por apertura ni penalización por prepago.
En cuanto al programa de Mercomuna, subrayó el beneficio a 600 mil personas de grupos vulnerables por medio de apoyos económicos junto con las alcaldías en forma de vales, por un total de 600 millones de pesos canjeables en micronegocios con giro mercantil como tienda de abarrotes, misceláneas, recauderías y carnicerías.