Nueva Normalidad en la CDMX a partir del 15 de junio. Se levantará Hoy No Circula; escuelas regresan hasta 1 de agosto



Ciudad de México.-En la Ciudad de México el regreso a la Nueva Normalidad no será a partir del 1 de junio; los capitalinos tendremos que esperar por lo menos una quincena más para que se levante el semáforo rojo por riesgo de contagio de Covid-19 y se pueda, por ejemplo, transitar en auto como se hacía hasta antes de la emergencia sanitaria.



El regreso será escalonado y así, el Hoy No Circula general (que en estos momentos se aplica sin importar el tipo de engomado o si se trata de autos eléctricos) permanecerá activo de aquí al 15 de junio. A partir de ese día se levante la restricción y podrán regresar a actividades restaurantes, hoteles, cines, pero bajo condiciones de cumplimiento de aforos.



Sobre el retorno a clases en todos los niveles educativos, las autoridades capitalinas determinaron que esto sucederá hasta el 1 de agosto y mientras tanto seguirán los cursos a distancia, desde el preescolar a Superior.



Hoy la jefa de gobierno de la Ciudad Claudia Sheinbaum, presentó el “Plan gradual hacia la nueva normalidad en la CDMX”, donde se señala el calendario de reactivación, el cual se cumplirá solo si en las siguientes semanas los capitalinos respetamos las medidas de distanciamiento social y si la capacidad hospitalaria por personas enfermas no crece.



En una videoconferencia donde no aceptó preguntas, Sheinbaum explicó este Plan donde detalló que si bien la Ciudad seguirá en semáforo rojo una quincena más, a partir del 1 de junio se permitirán nuevas actividades esenciales, como la producción de cerveza, la construcción, la minería y la fabricación de equipo de transporte.



También dijo que desde el 1 de junio se abrirán algunos parques -no dijo cuáles-, pero solo al 30 por ciento de su capacidad, para que la gente pueda ir a caminar y hacer ejercicio.



El regreso a las actividades dependerá del comportamiento de un semáforo epidemiológico, marcado con los colores rojo, naranja, amarillo y verde. De acuerdo con Sheinbaum, a diario se publicará en las redes sociales del gobierno capitalino la situación de ese semáforo.



En el semáforo rojo nos encontramos en este momento y aplica cuando la ocupación de personas enfermas en los hospitales de la CDMX sea superior a un 65 por ciento o el número de hospitalizados presente una tendencia de incremento estable durante dos semanas.



Bajaremos al color naranja -lo que previsiblemente ocurrirá el 15 de junio-, cuando la ocupación en hospitales sea menor a 65 por ciento y la tendencia de personas en camas de hospital sea a la baja durante dos semanas.



Estaremos en semáforo amarillo cuando la ocupación en hospitales sea menor a 50 por ciento y la tendencia siga a la baja por otras dos semanas. El cálculo de las autoridades capitalinas es que llegaremos a él durante la última semana de junio.



Será hasta el de agosto cuando alcancemos el color verde de semáforo, pero esa condición se cumplirá solo si la ocupación de enfermos en camas de hospital se mantiene a la baja por un mes y la ocupación en nosocomios es menor a un 50 por ciento.





Regresan restaurantes, hoteles, iglesias, pero...





De acuerdo con el Plan anunciado por Sheinbaum, a partir del 15 de junio y durante el semáforo barajan comenzará la reapertura de negocios como teatros y cines, pero solo a un 50 por ciento de su capacidad; restaurantes, hoteles e iglesias, aunque solo a un 30 por ciento de su aforo; mientras que se podrán realizar eventos deportivos pero son público y previa prueba médica a los atletas.



Los establecimientos mercantiles deberán cumplir con horarios y días de trabajo escalonados, en esquema de 4 por 10. En semáforo naranja se retomarán actividades de gobierno, pero digitalización intensiva de trámites.



Cuando lleguemos al semáforo amarillo, todos los establecimientos como cines, teatros, restaurantes y hoteles podrán operar a una capacidad de 60 por ciento; habrá un regreso de la burocracia a las oficinas de gobierno; los parques y explanadas se abrirán pero solo a un aforo de 60 por ciento y de sugerirá a personas de Grupo vulnerables que podrán salir a la calle bajo medidas de distanciamiento social y con preferencia para ellas en negocios y transporte.



En el semáforo verde se mantendrán las medidas de distanciamiento e higiene.



Durante todo el Plan de regreso a la normalidad se sugiere mantener el uso del cubrebocas en el transporte público, el lavado frecuente de manos, uso de gel antibacterial, estornudos de etiqueta, la sana distancia y la limpieza constante de espacios de uso común.