No tenemos ningún problema con el Congreso local, dice Sheinbaum luego de devolverle siete decretos



Ciudad de México.-Aunque en un hecho inédito, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum regresó ayer con observaciones al Legislativo local siete decretos de reformas a leyes, entre ellos la de Alcaldías que es de carácter constitucional, la mandataria aseguró este viernes que no tiene ningún problema con el Congreso de la Ciudad.



“No tenemos ningún problema contra él. Yo lo único que tengo con el Congreso es un enorme agradecimiento a todas las fracciones parlamentarias por el trabajo de coordinación que se ha estado llevando, pero también tenemos la responsabilidad de que ninguna ley tenga una falla que pueda ser sujeta hasta de un amparo”, dijo en conferencia la titular del Ejecutivo local.



Sheinbaum respondió así a cuestionamientos sobre las razones que la llevaron a presentar esas observaciones y regresarle al Legislativo local las reformas aprobadas por los diputados locales en meses anteriores.



Ayer, cuando en el Congreso local se dio a conocer de la recepción de esas observaciones, legisladores de oposición y sobre todo los del PAN, acusaron vicios de procedimiento en el envío y recepción de esas observaciones por parte de la jefa de gobierno.



Por un lado, acusaron que una ley constitucional como la de Alcaldías no puede ser sujeto de observaciones y de vetos por parte de la mandataria, pues así lo establece el numeral 5 del artículo 30 de la Constitución local.



Además, agregaron que se violentó el Reglamento del órgano legislativo, pues las observaciones debieron pasar primero por la Junta de la Coordinación Política, sin embargo, del Ejecutivo local se remitieron de forma directa a la Mesa Directiva que las canalizó a las comisiones legislativas.



Hoy, en conferencia se le preguntó a la jefa de Gobierno por qué se vetó una ley constitucional como la de Alcaldías, a pesar de que la misma Carta Magna local lo impide.



“Ahí lo que planteó el Consejero, es que hay una contradicción con la ley de Alcaldías, con la ley que se presentó. Su labor (del Consejero) es revisar que no haya contradicciones (…) entonces, no hay ningún conflicto con el Congreso, ningún problema. Es nada más parte de que se publiquen de mejor manera las leyes”, dijo Sheinbaum.



Reiteró que la Consejería Jurídica tiene como atribución revisar que todas las leyes de la Ciudad cumplan con la Constitución y que no haya contradicciones entre las propias leyes.



Agregó que en el caso de los siete decretos devueltos, las observaciones son de forma y no de fondo, y se le regresaron a los diputados para su aprobación adecuadamente.



“Se hace esto porque si se aprueba una ley que puede entrar en contradicciones estaríamos en la situación de que algún particular pudiera presentar una inconstitucionalidad en el Tribunal Superior de Justicia o en la Suprema Corte, si hay una inconstitucionalidad con la Constitución federal”, dijo la Jefa de Gobierno.



La observación que planteó Sheinbaum a la Ley de Alcaldías y que fue objeto del mayor debate en la sesión de ayer del Congreso local, establece que las alcaldías no pueden celebrar convenios con la Federación, pues va en contra de la constitución federal, por lo que pidió quitarle esas facultades a las demarcaciones.



La jefa de gobierno regresó con observaciones al Congreso de la Ciudad reformas a la Ley de Asistencia y Prevención de la Violencia Familiar para el Distrito Federal,a la la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para la Ciudad de México, a la Ley de Alcaldías, a la Ley de Archivos, así como a la Ley de Austeridad, Transparencia en Remuneraciones, Prestaciones y Ejercicio de Recursos de la Ciudad.