No sea chillón y rajón



Ciudad de México.- México nunca había tenido un presidente en funciones tan chillón y rajón.



Tras acusar a los medios de comunicación nuevamente de “amarillismo’’ porque publican todo lo malo de lo que él y su gabinetazo legal y ampliado tienen siempre “otros datos’’ o ahí en la mañanera se desdicen unos a otros o los desmiente él mismo.



El problema del COVID-19 no es un juego, tal vez a Andrés Manuel López Obrador no le ha pegado el virus o es asintomático o de plano el virus le hace “fuchi caca’’. Imaginan si ya le hubiera dado con esos científicos con que cuenta ya hubiera chupado faros.



Las cifras de infectados siguen al alza y de continuar el ritmo estaríamos rebasando a fines de año las 100,000 defunciones si no es que antes. Dice rebrote. No se puede calificar así porque en ningún lado se ha controlado, ni Campeche que se encuentra en semáforo verde puede presumir no le caiga la maldición.



Más bien López Obrador tendría que enviar a sus científicos a observar qué se esta haciendo tan bien en ese estado del sureste mexicano, para replicar las medidas preventivas que lleva adelante y promover el uso de ese modelo en los demás estados.



Pero no, prefiere andar de quejumbroso.



Si la Popis lo escuchara le diría: “acúsalo con tu mamá Andrés…’’.



Lo rajón lo mostró desde que aventó el busca pies de: “¡Si una protesta supera las 100,000 personas, entonces me iré…’’! Otra clásica de él. Se echó para atrás a lo que ya nos tiene bien acostumbrados mexicanos orgullosos de ese “pueblo sabio’’.



Ahora con sus contradicciones. Primero echó pestes contra el malogrado Guillermo Soberón, que junto en vida con otros notables estaba invitándolo a cambiar la estrategia anticovid, como lo hiciera también otro ilustre que también partió y le recomendó usar cubrebocas, el premio nobel Mario Molina.



Al entregar reconocimientos a esos que acusó de “mercenarios de la salud’’ y luego reculo, ahora reconoció la trayectoria de Soberón e instituyó el día 23 de octubre próximos como “Día del Médico’’. Esos héroes que se la siguen jugando y la mayoría de connacionales arriesgando su salud por gente como él que no utiliza el tapabocas.



Ahí se aventó otro “gazapo’’ como se diría en el periodismo. Al descalificar a los suyos de que el Coronavirus este creciendo de nuevo como lo delineó el amoroso enterrador Hugo López Gatell e insistió: “no es que este contradiciendo a los de salud, pero hemos bajado la cifra de muertes y eso es lo importante’’.



Y de lo que se nos viene encima. Y digo “nos viene’’ porque no creo que muchos millones de compatriotas vayan a poder enfrentar sus deudas sin empleo, sin recuperar su poder adquisitivo al seguir a medio sueldo si son afortunados y la moratoria no puede resistir más porque la liga ya se estiro por casi ocho meses.

COMMODATO



La verdad bancos, abogados y despachos de cobranza saldrán con guadaña desenvainada y no van a dejar títere con cabeza, quitando bienes que muchos hicimos durante la vida con mucho esfuerzo y no había cultura de prevención pese a aguantar epidemias, pandemias, terremotos o huracanes, porque todo nos ha pasado este piche 2020.



Refunfuña porque se le critica que gastarán más de 2,000 millones de pesos en una consulta que no tiene razón de ser.



¿Qué se podría hacer con esa suma?



¡No muy austero republicano!



¡Carajo!



Sobre los fideicomisos. Tiene todo mi respaldo. Es cierto. Como reportero se conoció de muchos que los administraban eran ratototas, incluso algunas del ¿Gremio he? Pero dicen “Pero no come Perro’’, Chale.



Esas ratas a veces por su tamaño y nos superan en “peso y pesos’’ de tanto que robaron y dejaron agujeros como queso gruyer en la bendita Patria.

  • Rubén Torres

    Rubén Torres

    Defeño, reporteando desde 1980. Graduado en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, generación 1984-1988. Trabajó 13 años en Inter Press Service (IPS), corresponsalía en México, donde fue becario del entonces Programa de Naciones Unidas para la Fiscalización de las Drogas (PNUFID) hoy JIFE. Reportero de los periódicos El Día, UNOMASUNO, El Nacional, Agencia Notimex, El Sol de México y El Economista. Hoy corresponsal en Chetumal y Cancún en Luces del Siglo. He cubierto casi todas las fuentes, menos espectáculos, esos los doy y deportes. Profesor de periodismo durante 20 años en la extinta escuela de Periodismo y Arte (PART).