No se vaya por 100 mil



Ciudad de México.- No vamos a abordar lo hecho en la Suprema Corte de la Nación (SCJN) sobre la consulta a modo, es legal, se encuentra en la Constitución, pero la pregunta para enjuiciar a los expresidentes panistas y priistas que según Andrés Manuel López Obrador le “robaron’’ la silla presidencial, no se puede interpretar como tal porque es un galimatías.



Mejor vamos a los 100 mil que pide se junten para que se vaya a Palenque a su rancho “La Chingada’’, de verdad no es el deseo, lo que se anhela es que cambie, primero al rendir honores a la bandera y entonar el himno nacional, sería lo primero.



También desdeñamos a los fifis, pero igual a los charios y neoliberales que han dejado a un país tan jodido y a quienes dicen lo atacan, pero no tiene ningún arte señor presidente, si no vemos en prisión o exhibidos a expresidentes que le vencieron, uno de ellos con la ayuda de su secretario Manuel Bartlett.



Ya logró poner de rodillas a casi todas las instituciones, que ahora ya la cambio “al diablo SUS instituciones’’, sólo le falta el Instituto Nacional Electoral (INE) que no dudo lo logrará próximamente, pero hay un montón de cosas que nos debe a más de 50 millones de mexicanos, sobre todos los que están en la pobreza extrema.



La mayoría de los sesenteros tiene una ilusión que se comparte con cualquier ideología, regresar a la clase media a la vida, en esa época señor López Obrador ya andaba usted en la política y ha cambiado de dirección y código postal tantas veces como de partidos políticos.



Se reconoce que no es culpa suya la pandemia del COVID-19, aunque para usted los muertos y las masacres no existan, por esos las feminazis no realizan desmanes, los mexicanos nos estamos acostumbrando al olor de la muerte, porque a la delincuencia y la reducción del poder adquisitivo de los salarios ya se hizo costumbre.



Igual no se comparte la postura del Frente opositor que quiere que renuncie. No es el tenor. El deseo de millones de connacionales es que llegue su proyecto a buen puerto, siempre antes, hoy y después, se pretende que la familia, principalmente nuestros hijos tengan un mejor futuro.



No con becas, no salarios que no obtengan con base al esfuerzo. Vamos a darle duro estos tres años que le falta, para que pueda cumplir una de las promesas que dice ya cumplió de casi 100 y que ahora se propone más.



Ya no se extienda, mejor lo invitamos a que cumpla su palabra y no salga a desdecir a los suyos o usted mismo. Hace falta una persona con calidad de Estadista, no propagandista, ya sometió a seis de 11 ministros del máximo tribunal de justicia en el país incluyendo al que se dice ministro-presidente un tal Lelo de Larrea.



Recuerda a los Polivoces: a los “Hermanos Lelos’’.



Esa persona que no ejerció la impartición de justicia, sino que la estudió en el escritorio, que no es lo mismo en un juzgado o tribunal, por eso su entreguismo, hay que recordar que lo heredó de Enrique Peña Nieto, al que quiere juzgar.



El señor Arturo Zaldívar Lelo de la Rea, habrá de enfrentar en los próximos años la factura de la historia judicial. Esa que no perdona. No tenía que haber salido a limpiar las botas ni exhibirse lo arrastrado que es.



Ahora el deseo es ver a Carlos Salinas de Gortari “El innombrable’’, Vicente Fox Quesada a quien le dijo “¡Ya Cállate Chachalaca!!’’, Felipe Calderón Hinojosa “Chupitos’’ y Peña Nieto “El Encopetado’’, curiosamente los tres últimos le ganaron las elecciones de acuerdo con el conteo de las personas que ocupó el Instituto Nacional Electoral.



Qué más viene. Lo apoyamos. Pero cumpla.

COMMODATO



Será cierto que Cuauhtémoc Cárdenas Solorzano, regresa a través de la organización social “Nosotrxs’’, donde estaría igual Mauricio Merino para hacer campaña política rumbo al 2021, bajo la bandera de: “igualdad y contra la concentración del poder’’.



Será un mensaje para el señor que pide 100 mil personas que le griten y lo hagan razonar y pueda irse antes de concluir su mandato, que reiteramos, no es el deseo.



¿Será?

  • Rubén Torres

    Rubén Torres

    Defeño, reporteando desde 1980. Graduado en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, generación 1984-1988. Trabajó 13 años en Inter Press Service (IPS), corresponsalía en México, donde fue becario del entonces Programa de Naciones Unidas para la Fiscalización de las Drogas (PNUFID) hoy JIFE. Reportero de los periódicos El Día, UNOMASUNO, El Nacional, Agencia Notimex, El Sol de México y El Economista. Hoy corresponsal en Chetumal y Cancún en Luces del Siglo. He cubierto casi todas las fuentes, menos espectáculos, esos los doy y deportes. Profesor de periodismo durante 20 años en la extinta escuela de Periodismo y Arte (PART).