No nos han devuelto nada; nos dicen indios, denuncian artesanos



Ciudad de México.-Hasta las 13:00 horas de este lunes al menos cuatro gremios de artesanos triquis continuaron protestando frente al Palacio del Ayuntamiento en contra de la violencia que ejercieron funcionarios del Gobierno de Claudia Sheinbaum para retirarlos de la zona.



De acuerdo con los comerciantes de origen indígena, hasta ese momento las autoridades no habían reembolsado ni devuelto ninguno de sus materiales y objetos decomisados de manera violenta el pasado sábado.



Sin embargo, la cuenta oficial de la Secretaría de Gobierno ya comunicaba la restitución de las artesanías.



“Sólo mienten, es mentira que nos hayan devuelto algo, todo lo tienen ellos”, señaló una de las artesanas triquis que fue afectada.



La mujer, quien prefirió no dar su nombre por temor a represalias, denunció diversas formas de violencia y discriminación en las que han incurrido los funcionarios del “chaleco verde”, como ellas los identifican.









“Nos dicen que somos indios, que nos vayamos al pueblo, qué hacemos aquí estorbando”, dice una de las mujeres artesanas, quien prefirió reservar su nombre por temor a represalias.





A 72 horas de los hechos registrados en los pasillos del Palacio del Ayuntamiento, donde funcionarios del Gobierno Local despojaron de sus productos a artesanos establecidos desde hace un par de semanas, los encargados de realizar el acuerdo con los representantes de los artesanos no habían confirmado la devolución de los materiales que los artesanos consideran ya perdidos.



“Ya no nos van a servir, deshilados, sucios (...) Mejor que nos lo paguen todo y lo volvemos a hacer“, manifestó otra de las artesanas que prefirió mantenerse en el anonimato.



De acuerdo con la Secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, actualmente el 96 por ciento de los comerciantes informales han aceptado ser parte de los acuerdos para realizar sus actividades de venta en las denominadas Romerías, que se ubicarán en el Monumento a la Revolución.



Los artesanos que sufrieron las agresiones este fin de semana, el mismo grupo que fue agredido hace un año por funcionarios de la alcaldía de Cuauhtémoc por invadir el cuadrante principal del Zócalo, siguen sin aceptar al señalar que dichos espacios no son los más viables para las ventas.



“Nosotros les vendemos en su mayoría a turistas, otros ni siquiera aprecian nuestra cultura”, manifestaron las mujeres.