| 

Transición 2018

No hubo plagio en el logotipo del gobierno de Sheinbaum, determina peritaje y registro de marca

Ciudad de México.-Con base en un dictamen elaborado por peritos en materia de derecho de autor y de registro de marcas del despacho Obon Abogados, el equipo de transición de Claudia Sheinbaum destacó que el logotipo de la nueva imagen institucional del próximo Gobierno de la Ciudad de México, elaborado por Israel Hernández, reúne las características de originalidad, por lo cual no se configura un plagio del logotipo que usa el grupo de rock progresivo Neural FX.

En conferencia de prensa, Alfonso Suárez del Real, secretario de Cultura local; el próximo Secretario de Turismo, Carlos Mackinlay; y Santiago Robles, Presidente del Comité Organizador del Concurso de la Imagen Institucional del Gobierno de la Ciudad de México 2018-2024, anunciaron que “el dictamen es impecable, está perfectamente sustentado y argumentado”.

Suárez del Real enfatizó que con este resultado se tiene la certeza de que el emblema que representará la nueva imagen institucional del Gobierno que encabezará Claudia Sheinbaum, cubre la normatividad de un elemento de identificación institucional.

Informó que después de realizar las consultas relativas a la originalidad del emblema ganador del Concurso, se cuenta ya con el certificado emitido por el Instituto Nacional del Derecho de Autor (Indautor), así como con el registro de protección del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

Agregó que esta institución ya había emitido un comunicado de prensa donde indicó que no hay controversia en relación al tema del diseño de la próxima imagen institucional, el cual fue elaborado por Israel Hernández.

Mencionó que, hasta el momento, el IMPI no ha recibido denuncia alguna o procedimiento por posibles similitudes entre el emblema del grupo musical Neural FX y el de la próxima administración de la capital del país.

El próximo Secretario de Cultura sostuvo que se ha estado en permanente contacto con la banda musical y se le comunicó que su logotipo contiene elementos particulares que identifican a su marca, y que la posible semejanza con la imagen institucional del próximo Gobierno capitalino es meramente de impacto visual y no por su concepto.

Finalmente, explicó que con base en estos antecedentes el IMPI no puede proceder a aplicar una infracción al autor de este diseño.

Según el peritaje y el registro de marca, no existe plagio que pueda sustentarse en el hecho de que el diseño premiado en el concurso de la imagen institucional del Gobierno de la Ciudad de México, pudiera tener alguna semejanza con el logotipo que identifica a un grupo musical, toda vez que su fundamentación y sustento de antecedentes tanto históricos como conceptuales son totalmente diferentes, amén de que no existe evidencia alguna de que el autor ganador del certamen, hubiere tenido conocimiento previo del logotipo del mencionado grupo musical Neural FX, lo que se corrobora con el propio desarrollo creativo que ha llevado a cabo el diseñador triunfador del certamen, como ha quedado acreditado con las imágenes que conforman el presente dictamen.

“Atentos a lo anterior, no existe evidencia alguna de que pudiera existir una intención dolosa por parte del diseñador ganador del certamen, consistente por un lado en buscar un daño o en inducir a error o confusión con su obra con otras preexistentes como son, por ejemplo, el diseño de la moneda de la Sociedad Numismática de Puebla, según se aprecia en el diseño”, se expone en el documento.

De acuerdo con el análisis jurídico y técnico llevado a cabo con respecto a las disposiciones que regulan el derecho de autor en México (Ley Federal del Derecho de Autor y su Reglamento) la obra del diseñador ganador del certamen, por las características de conceptualización podría ser considerada una obra primigenia, atento al hecho de que, basada en otra (Códice de Mendoza), así como en otros precedentes históricos de la época prehispánica, haya surgido su creación con aspectos de individualidad y de originalidad, o bien, pueda tratarse de una obra derivada con originalidad distintiva en la creación, sustentada en elementos de dominio público como son las representaciones pictóricas y gráficas del mundo prehispánico.

Por lo anterior se determinó que el Gobierno de la Ciudad de México es legítimo titular de esa manifestación creativa, dado que la misma no invade ningún derecho de tercero, en virtud de lo cual su uso y disfrute para los fines que haya lugar es totalmente legal.





Etiquetas

COMENTARIOS

MÁS Transición 2018