No funcionó reapertura controlada del Centro Histórico. Se desbordó el comercio y visitantes



Ciudad de México.-En el Centro Histórico capitalino falló la estrategia del gobierno local para la reapertura ordenada de comercios. Los vendedores formales no respetaron las medidas para mitigar el riesgo de contagio de Covid-19, la población se desbordó en el primer cuadro en una estimación mucho mayor a las 300 mil personas que esperaban las propias autoridades, y comerciantes ambulantes de la organización de María Rosete desafiaron a la administración capitalina e incumplieron las medidas del semáforo naranja para la reactivación económica.



"Nadie tiene una bolita mágica" y "ayer no nos fue bien" fueron frases que dijo en videoconferencia la jefa de gobierno, para justificar así el anuncio de que se revisará el plan de reanudación comercial en el Centro, lo cual tendrá consecuencias negativas para los mismos comerciantes, pues este sábado y domingo permanecerá cerrado el primer cuadro en sus perímetros A y B, permitiéndose únicamente las actividades esenciales como las que estaban autorizadas en el semáforo rojo.



El cierre de este fin de semana en el Centro también impactará en el transporte público, pues el sábado y domingo no abrirán las estaciones Zócalo y Allende del Metro.



El lunes se reanudarán labores en Centro, pero con un nuevo esquema de reapertura, el cual será consensuado con el comercio establecido.



Los comercios formales que no respeten estas disposiciones enfrentarán la suspensión de actividades hasta por 15 días, mientras que los vendedores informales que desafíen a la autoridad serán retirados con la fuerza pública, detalló en esa videoconferencia la secretaria de Gobierno local, Rosa Icela Rodríguez.



"Dada la respuesta de algunos comercios y prestadores de servicios que no ha sido la esperada, ni la que se requiere para garantizar la salud de quienes visitan el Centro Histórico, el Gobierno de la Ciudad ha decidido complementar las medidas anunciadas con nuevas disposiciones, que estarán contenidas en un decreto que se publicará el día de hoy con el propósito de proteger la salud de trabajadores y clientes de los comercios.



"El decreto que se publicará el día de hoy, será de aplicación inmediata y de observancia obligatoria, en el que se establecen sanciones específicas de cada omisión, por ejemplo: habrá suspensión de actividades hasta de 15 días a los comercios que incumplan con las medidas sanitarias. También habrá cierre de acceso a la manzana correspondiente, en caso de que un 30 por ciento de los comercios instalados en ella incumpla con las medidas sanitarias", advirtió la funcionaria.



La secretaria de Gobierno enuméro una serie de incumplimientos por parte del comercio establecido. Incluso, dejó en evidencia los nombres de aquellos negocios que no respetaron las medidas de reapertura en semáforo naranja.



Así, por ejemplo, un 25% de los establecimientos ubicados en la calle de Pino Suárez abrió el día que no le correspondía; el 30% de los ubicados en Regina también abrió cuando no le tocaba; en calles como Uruguay y Mesones un importante número de establecimientos no atendió el uso de caretas para sus empleados y en otras calles, establecimientos como farmacias, los servicios de banca y tiendas de artículos deportivos no implementaron las líneas de acceso dosificado al exterior; en Bolívar el 42% de locales no señalizó acceso, salida ni flujo al interior que garantizara la sana distancia y de igual forma algunos establecimientos no han atendido la hora de cierre, que es a las 17:00 horas.



Sobre los negocios que señaló, habló de la Ferretería La Libra, la cual no respetó el horario de cierre; otra tienda Nike, no respetó la sana distancia en filas y sobrepasó el aforo; American Eagle, no respetó el horario de cierre; las Zapaterías La Vega, tampoco respetaron ese horario; una tienda Martí Outlet, no cuenta con señalética al interior; en Artículos deportivos Jr, el personal no tiene caretas; Cielito Querido Café operó con su personal sin caretas; el banco Santander, ubicado en Bolívar, no respetó la fila de dosificación; Bancomer operó sin filas con sana distancia al exterior; la Farmacia París funcionó sin filas con sana distancia al exterior; la Plaza de los Lentes abrió a pesar de que ellos debían iniciar actividades hasta el 6 de julio; lo que también ocurrió en la Plaza 20 y Edificio Tipo Plaza.



Sheinbaum dijo que cerrar el Centro Histórico este fin de semana no es castigo a nadie, sino reconocer que no funcionó el plan de reapertura y por ello es necesario revisarlo de nuevo, a fin de generar las condiciones para un regreso mucho más seguro, pues la presencia de gente se desbordó.



Sobre los ambulantes que incluso ayer cerraron calles del primer cuadro, Rosa Icela Rodríguez detalló dos bloqueos, en Eje 1 Norte y en avenida Juárez. Dijo que esa organización ha sido convocada de forma reiterada a sentarse a platicar en la Secretaría de Gobierno y hablar de las reglas que prevalecen en la zona por el semáforo naranja.



Lamentó que esa agrupación, encabezada por la diputada federal del PES, María Rosete, se ha negado a colaborar con las autoridades y no ha respetado acuerdos como la operación en los límites A y B del primer cuadro, así como en el Eje 1 Norte.



"Para nosotros es complicado que no haya acatado las reglas, la negociación y que aún así esté haciendo bloqueos. No lo vamos a permitir; va a llegar la fuerza pública para quitar esos bloqueos. No es a fuerza de bloqueos como se consigue un acuerdo; no se puede desbordar el comercio y debemos actuar con mucha prudencia", advirtió la secretaria de Gobierno.



Detalló que el día de ayer fueron remitidos al juzgado cívico 200 comerciantes ambulantes, cuando normalmente se remiten a unas 60 personas.



En la videoconferencia, Rosa Icela Rodríguez aceptó que la presencia de personas en el Centro Histórico se incrementó mucho más de las 300 mil personas que se tenían consideradas cuando la semana pasada se anunció la reactivación económica del primer cuadro.



Mencionó el caso de la calle Corregidora, donde ayer miles de personas realizaron compras en los comercios de la zona, sin medidas de distanciamiento social.