No descarta Sheinbaum dar marcha atrás en reapertura si se mantiene nivel de hospitalizados por Covid



Ciudad de México.-La jefa de gobierno de la Ciudad Claudia Sheinbaum, no descartó que se pueda regresar a un escenario de endurecimiento en la cuarentena, si se registra un incremento de contagios y de personas hospitalizadas por Covid-19.



"No se descarta y sí es importante que en este periodo sigamos todas las orientaciones que se han dado, de tal manera que disminuyan los contagios", expresó la mandataria en videoconferencia, donde dijo que si bien hay una estabilidad en el número de hospitalizados, debe bajar la cantidad de personas en nosocomios para relajar medidas de distanciamiento social, pasar entonces del semáforo rojo al naranja y llegar a una reapertura de negocios no esenciales.



De acuerdo con las cifras que ofreció la mandataria, al día de ayer se tenía un acumulado de 2 mil 850 personas fallecidas; de ellas, 137 murieron en las últimas 24 horas.



Al 1 de junio se tenían mil 86 personas intubadas en áreas de terapia intensiva y 3 mil 382 en áreas de hospitalización. La tendencia se ha mantenido así al menos desde el 25 de mayo.



En el informe diario sobre el comportamiento del Covid-19 en la CDMX, Sheinbaum reconoció que luego de concluida la Jornada Nacional de Sana Distancia y que se permitió la reanudación de algunas actividades, como la construcción, creció el tránsito vehicular en vialidades como Viaducto, de usuarios en las líneas A y B de Metro, así como en la cantidad de peatones dentro de alcaldías como Tláhuac y Milpa Alta.



Según esas cifras, por la reanudación de actividades en esta etapa de semáforo rojo, la cantidad de pasajeros en el Metro y el Metrobús creció en un cinco por ciento, pero en el caso del tránsito vehicular, se elevó en aproximadamente 13 por ciento.



De acuerdo con información proporcionada por el mismo gobierno de la Ciudad, por las actividades económicas a las que se les permitió operar en semáforo rojo, reabrieron 319 mil unidades económicas, desde las de la industria de la construcción, de producción de cerveza, de fabricación de equipos de transporte, de minería, así como todas aquellas relacionadas con sus cadenas productivas.



Esto ha significado la reintegración laboral de 2 millones 519 mil personas que laboran en niveles desde micro y pequeña hasta gran empresa.