Niegan al nuncio Franco Coppola la carta de AMLO al Papa



Ciudad de México.- La carta enviada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al Papa Francisco donde le solicita disculparse por los abusos cometidos durante la conquista española, fue negada al nuncio apostólico en México, Franco Coppola.



El diplomático, que ha mantenido un perfil discreto desde su llegada a México en septiembre de 2016, por primera ocasión se refirió a esa carta.



Señaló que fue enviada de manera directa, “saltándose los canales oficiales”, por lo que desconoce su contenido. “La pedí, pero recibí la respuesta que era una carta personal del Presidente al papa”, dijo.



Adelantó que “el Papa le contestará, me imagino, personalmente, el mismo camino que el Presidente tuvo”.



Descartó que esta acción cree conflictos. “Ningún riesgo, nadie nunca ha pensado que estaba en riesgo la relación, el Presidente ha escrito una carta al Papa, no se conoce el contenido preciso, entonces no podemos comentar de que hablamos, yo personalmente no conozco el texto de la carta…”



La carta fue entregada a Francisco por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, en un evento público de la Fundación de Schoolas en Roma, realizado en la tercera semana de marzo.

Denuncian obispos violencia



La Semana Santa, fecha en la que la mayoría de los fieles asisten a los templos, fue aprovechada por la jerarquía católica para denunciar la violencia y la inseguridad que se vive en el país, situación que se le informó al Papa Francisco en marzo.



Cristóbal Ascencio García, obispo de Apatzingan, fue el primero en levantar la voz y denunció que la violencia en la zona de Tierra Caliente continúa, el enfrentamiento hace unos días entre grupos del narcotráfico afectó a las instalaciones del templo de la comunidad de San José de Chila.



El llamado a las autoridades para atender esa problemática no es nuevo, hace siete años el obispo Miguel Patiño, antecesor de Ascencio García ya lo había denunciado ante la ineficacia de las autoridades para establecer que las comunidades vivan en paz.



El arzobispo Rogelio Cabrera, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, apoyó la demanda del obispos de Apatzingan para que las autoridades atiendan el llamado.



Gerardo de Jesús Rojas López, obispo de Tabasco, solicitó a los católicos respetarse como hermanos para que baje la inseguridad y la violencia.



Salvador Rangel Mendoza, obispo de Chilpancingo, en el domingo de Ramos pidió a los integrantes del crimen organizado “una tregua por los hechos de violencia” para que en estos días “respiremos un poquito de paz, haya tregua y entendimiento para respetar a las personas y la vida”.



Después de unos meses de silencio, la jerarquía católica ante la realidad de sus regiones exige un combate eficaz a la violencia e inseguridad.

  • Eugenia Jiménez

    Eugenia Jiménez

    Periodista especializada en la fuente religiosa. Viajar en el avión con dos papas Benedicto XVI y Francisco en sus visitas a México de las mejores experiencias periodísticas. Me gusta el café mexicano y reportear en campo.