| 

Sustentabilidad

Ni obras del Metro ni explotación del acuífero provocan microsismos en la CDMX, aseguran científicos



Ciudad de México.-En conferencia con científicos, académicos y especialistas, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum rechazó que los microsismos registrados en el poniente de la Ciudad se deban a la sobreexplotación del acuífero o a las obras de la Línea 12 del Metro.



Así, aclaró que no se detendrán los trabajos para ampliar ese medio de transporte, de Mixcoac a Observatorio.



La mandataria también dio a conocer que en conjunto con el gobierno federal, se instalarán más instrumentos para la detección de sismos en el poniente de la Ciudad, como sismógrafos y acelerógrafos.



“La ciudad tiene mucha instrumentación debido a que es una zona sísmica, pero para tener mayor conocimiento de qué ocurre en esta zona poniente tenemos que tener mayor instrumentación a cargo de las instituciones científicas”, expuso la jefa de gobierno.



De acuerdo con la mandataria cada uno de estos equipos tiene un costo de 500 mil pesos y se necesitan por lo menos 20 instrumentos. Lo anterior implicará una inversión de aproximadamente 10 millones de pesos para adquirir la nueva instrumentación.



Durante la conferencia, los científicos dieron a conocer que hoy mismo se instalarán dos sismógrafo y dos acelerógrafo en la zona de los epicentros donde, de acuerdo a los mismos especialistas, se han registrado 15 microsismos durante los últimos días.



Los especialistas que se reunieron hoy con Claudia Sheinbaum confirmarán un Consejo Asesor del Gobierno de la Ciudad para el tema de sismos.



Así, en la conferencia el doctor Gerardo Suárez Reynoso, investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM, insistió que no hay una correlación entre los movimientos y situaciones como las obras del Metro u otras edificaciones.



Expuso que el epicentro de los microsismos se ha presentado a una profundidad de entre 2 y 3 kilómetros, muy por debajo de donde se realizan obras civiles o la extracción de agua.



Los movimientos, agregó, son el reflejo de fallas geológicas activas que están por debajo de la ciudad y a lo largo de lo que los especialistas denominan como“Faja Volcánica Mexicana”; “la Faja Volcánica Mexicana” que va desde Jalisco hasta Veracruz.



“No podemos predecir sismos, no podemos hacer afirmaciones absolutas de decir que esta actividad va a parar, que ya pasó lo que tenía que pasar, ni tampoco podemos hacer afirmaciones temerarias de que es el presagio de un sismo más grande. Yo creo que tenemos que aceptar que vivimos como ciudadanos en una zona geológicamente activa, que estamos construyendo una ciudad, porque seguimos construyendo sobre ella, sobre fallas geológicas y que estas fallas geológicas ocasionalmente se activan y producen sismos de esta magnitud, que como les decía, de los 15 sismos que hemos tenido en los últimos días, el mayor es de magnitud 3”, dijo Gerardo Suárez.



De acuerdo con los especialistas la existencia de fallas activas suponen actividad sísmica con cierto periodo de recurrencia, lo que es el caso de estos movimientos registrados en las alcaldías de Miguel Hidalgo y Álvaro Obregón.



Por su parte, el doctor Juan Manuel Mayoral, investigador del Instituto de Ingeniería de la UNAM, dijo que en este momento no es conveniente detener las obras de la Línea 12.



“Es importante continuar con ella (la obra del Metro) ya que hay procesos durante la construcción que obligan a colocar lo que le llamamos “el recubrimiento secundario” en ciertos tramos y que de no hacerlo pueden poner en riesgo la seguridad de la construcción.



“Entonces, tenemos que continuar con el procedimiento constructivo como tal, para que al menos tengamos colocado el recubrimiento secundario en los frentes que tenemos abiertos”, expuso el doctor Mayoral.



Sheinbaum dijo que habrá reuniones constantes con los vecinos, con apoyo de las alcaldías de Álvaro Obregón y Miguel Hidalgo, para aclarar que los sismos no son resultado de obras civiles.

Etiquetas

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Sustentabilidad