Mueren ocho de cada 10 pacientes intubados por Covid-19 en el IMSS



Ciudad de México.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó una letalidad de 86.9 por ciento en los pacientes de Covid-19 que requirieron intubación.



Lo que significaría que ocho de cada 10 pacientes intubados en el Seguro Social terminan perdiendo la vida.



Especialistas advierten que esto se debe al déficit de profesionales de la salud en terapia intensiva y a que los pacientes llegan en condiciones muy graves a las unidades médicas.



TE PUEDE INTERESAR: En México ya hay 87 mil 415 muertes por Coronavirus; 522 fallecimientos en las últimas 24 horas



De acuerdo con solicitudes de transparencia, hasta el pasado 14 de septiembre, el instituto atendió a 204 mil 33 pacientes por coronavirus, de los que 62% se reportaron como ambulatorios.



En información proporcionada por el IMSS a El Universal, se detalla que, hasta octubre, 17 mil 331 pacientes habían sido intubados; de ellos, murieron 15 mil 70.



Al comparar a México con otros países, se aprecia que la letalidad en este tipo de pacientes es muy elevada, por ejemplo, reportes de Wuhan, China, revelaron una alta mortandad -al inicio de la pandemia- en pacientes con cuidados críticos, 80%, según Lancet Respiratory Medicine.



Sin embargo, en esas fechas, el Covid-19 era una enfermedad nueva, por lo que conforme avanzó la pandemia, indicaron una disminución en el número de decesos en pacientes que pasaron por los ventiladores mecánicos.



Nueva York pasó de una letalidad de 88% a 25%, y para el mes de mayo un grupo de médicos del Emory University School of Medicin encontró que sólo 35% de los pacientes con Covid-19 que requirieron ventiladores murieron



Alejandro Macías, infectólogo y excomisionado para la atención de la influenza en 2009 y actual integrante de la Comisión de la UNAM para la Atención del Coronavirus, precisó que si bien la adquisición de ventiladores mecánicos para atender la pandemia fue una buena respuesta por parte del gobierno, es necesario contar con los profesionales necesarios para atender una cama de terapia intensiva.