| 
Instituto Electoral de la Ciudad de México

Editoriales

Mal por Morena



Ciudad de México.- Los de Morena son buenos para platicar y malos para contener la violencia. Y ahora, culminan su faena, lastimando a una institución importante en la atención a las víctimas. Ricardo Monreal hizo lo correcto al proponer la reposición de la votación para elegir al titular la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Al mantenerse, fue una barbaridad el rechazo de los senadores de Morena. Explico por qué.



?De entrada, el presidente fue un irresponsable al sugerir al Senado, elegir como presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a una persona que hubiera sufrido "en carne propia" violaciones a sus derechos humanos. Para algunos senadores y senadoras de Morena era un retrato cantado de Rosario Piedra Ibarra y lo vieron y vivieron como una instrucción en lugar de como la opinión del ejecutivo.



?Me parece innecesario repetir las irregularidades en el proceso. Han sido mencionadas constantemente. Sí vale la pena subrayar la justificación dada por Morena: invocó una y otra vez la legalidad repitiendo, de esa manera, lo hecho por el PRI y el PAN cuando justificaron los fraudes electorales de 1988 y 2006.



?Lo más lamentable de la barbaridad son las consecuencias negativas sobre las víctimas. Rosario Piedra Ibarra iniciará su mandato a la defensiva, porque deberá dedicar tiempo a justificar la manera como fue elegida, lo que le implicará muchas horas escamoteadas a las legiones de víctimas, exigiendo solución a sus problemas.



?En el trasfondo está un olvido imperdonable de Morena, un partido-movimiento repleto de mexicanas y mexicanos lastimados. La CNDH es una institución de Estado, sí, pero su función es representar a las víctimas de actos de agentes del gobierno y, como lo han repetido muchos otros, lo hace teniendo como su mayor fortaleza una cualidad etérea llamada “autoridad moral”. Es decir, sus recomendaciones son como los diez mandamientos o los llamados a misa: sólo funcionan, si la feligresía les hace caso.



?La autoridad moral es escurridiza porque está disociada de la jerarquía. Es insuficiente con recibir el título de “presidenta” o “directora”. Se debe contar con el respeto de los demás. La familia Piedra Ibarra tiene muchísima autoridad de ese tipo. Basta con leer los merecidos elogios pronunciados por representantes de todos los partidos, el día que le entregaron a Doña Rosario Ibarra de Piedra la medalla Belisario Domínguez. Algunos de esos senadores luego se opondrían a la candidatura de Rosario Piedra –una activista con derechos propios– por sus nexos con Morena y por la forma de su elección.



?En cargos de este tipo, las formas son fundamentales. El respeto a los derechos humanos requiere dar atención al debido proceso, a las elecciones “limpias y confiables” y a la independencia. Uno de los aspectos más complicados de ese cargo debe estar dispuesto a contradecir a quienes la pusieron en él. Ahí sí no importa si se tiene como oficio la academia o el activismo; lo importante es si se cuenta con, o se carece de, la disposición a decir “no” a quienes se la jugaron para ponerla en el cargo.



?La CNDH es una de las instituciones más importantes para el gobierno de la 4T, porque es una institución fundamental para colectivos de víctimas, organismos de la sociedad civil, académicos, periodistas y comunidad internacional. Los derechos humanos siguen siendo el gran legitimador de la gestión pública, para buena parte de la humanidad. Y el gobierno de la 4T está abriendo un gran boquete a la institución que lo representará frente a todos ellos.



?Finalmente, es una postura absurda por el momento en que se dio. Llega después de lo acontecido en Culiacán y de la masacre de la familia LeBarón. El país sigue ensangrentándose y llenándose de miedo, y la retóricaoficialista es insuficiente para compensar una estrategia incapaz de dar resultados. ¿Cuánto tiempo se supone debemos esperar? ?



?En suma, mal por los senadores de Morena. Se olvidaron de que las víctimas son primero. Se empecinaron en rechazar la propuesta de Monreal, mostraron su cortedad de miras: sólo les importó colonizar un cargo con uno cercano a ellos. Se comportaron exactamente igual a los gobiernos que tanto condenan. Lamentable.



@sergioaguayo



Colaboró Mónica Gabriela Maldonado Díaz

Etiquetas CDMX Capital CDMX Sergio Aguayo Rosario Piedra

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Editoriales

  • Coahuila

    GRACIAS POR EL APOYO. ¡No nos callarán! Ciudad de México.- Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, anuncia nuevas investigaciones sobre las atrocidades cometidas por los Zetas en 2011, en Allende, Piedras Negras y otros municipios de Coahuila.  ??En 2016, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas y El Colegio de México firmaron un convenio, para que el Seminario...


  • En el triángulo

    Ciudad de México.- Durante la semana pasada reviví tres años y medio en tribunales capitalinos y federales. Comparto significado, lecciones y tareas.  ?La demanda de Humberto Moreira en mi contra, por 10 millones de pesos, nunca buscó restañar su honor; para mí, ha sido un ejercicio de intimidación y desgaste que ha buscado arruinarme por investigar la manera como los Zetas se apoderaron de...


  • Negaciones

    Ciudad de México.- Para Stanley Cohen, teórico de las negaciones, “no hay límite a la cantidad de métodos que utilizan [los gobernantes] para negar” las violaciones a los derechos humanos. México lo confirma. ?El domingo, la “Marcha” que exige verdad, justicia y paz pasó frente a Bellas Artes. La mayoría seguramente ignoraba que un 10 de diciembre de 1968, el...


  • Cambiando leyes

    Ciudad de México.- La Fiscalía General de Alejandro Gertz Manero apadrina la transformación de leyes. Entre las aberraciones del intento, por ahora frenado, regresa la posibilidad de encarcelar a periodistas acusados de dañar reputaciones. Es un retroceso al autoritarismo.  ?Hay leyes permitiendo litigios, armados para hostigar periodistas. En 2016 me demandó Humberto Moreira porque abollé su fama pública en un artículo. El juez capitalino Alejandro Rivera Rodríguez le aceptó a...


  • Casos y causas

    Ciudad de México.- El presidente tuvo un buen gesto al visitar Sonora para reunirse con los deudos de una masacre. Las familias Miller y Langford se lo agradecieron, los LeBarón pusieron distancia. La diferencia en reacciones podría deberse a que la 4T mejora atendiendo casos, pero sigue descuidando el combate de las causas.  ?Felipe Calderón desatendió...


  • Cuidar la prosa

    Ciudad de México.- John Ackerman e Irma Eréndira Sandoval reaccionaron con enojo a una de mis columnas. Lo comento y encuadro en elencono nacional.   ?En mi columna del 27 de diciembre condené la exoneración de Manuel Bartlett hecha por la secretaria de la Función Pública. Expresé sorpresa al ver a una académica tan sólida, suscribir un texto tan endeble. Primero reaccionó...


Facebook
Twitter
WhatsApp