Maiceos y presiones en la CDMX



Ciudad de México.- El partido Morena quedó evidenciado con los videos de Pío López Obrador y David León, ex operador del senador del PVEM, Manuel Velasco, de que todos los partidos políticos son iguales.



Iguales en torcer la ley, realizar actos fuera de la norma, hacer uso faccioso de las instituciones, comprar diputados y dar manga ancha a la corrupción, por eso pierde credibilidad el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al hablar del combate a la corrupción como base de la cuarta transformación del país.



Vale la pena hacer una revisión más puntual de los hechos realizados por Morena en el Congreso de la Ciudad de México (CDMX) y la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, para ver que en efecto son iguales y cometen las mismas tropelías que los diputados de mayoría pasados como el PRD y los gobiernos anteriores.



Ya habíamos anticipado en este espacio que Morena en el Congreso de la CDMX traía la intentona de evitar que el PRD asumiera la presidencia de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) como corresponde por mandato de la Constitución capitalina. Lo anterior con el aval de la Jefa de Gobierno, quien al cambiar secretario de Gobierno capitalino está en más enredos. Lo intentarían hacer de forma burda como lo hicieron en el primer año legislativo con el PT y Jesús Martín del Campo.



La estrategia que traían se les vino abajo porque los diputados "sin partido" no aceptaban hacer la artimaña de modificar la Ley Orgánica del Congreso capitalino, sin embargo, lo intentan ahora a la mala, que es seguir presionando y comprando conciencias como lo han hecho con los ex diputados del PT y ahora con el ex legislador de la bancada del PRD Valentín Maldonado, quien salió de la bancada para que el PRD dejará de ser tercera fuerza.



Hasta ahora el PRD está empatado con el PRI y Morena busca darle a ellos el poder para cumplir con sus filias y fobias y en una de esas desbancar también al PAN de la Mesa Directiva para retomarla ellos, como era uno de los deseos de José Luis Rodríguez, vicecoordinador de Morena, quien está detrás de toda esta operación ilegal.



En medio de esta grilla hay otro hecho que muestra cómo Morena es igual y utiliza las instituciones con el objeto de frenar a quien piense distinto a ellos. Con el aval de Sheinbaum, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) intervino en el Instituto Electoral de la CDMX para sugerir a la Unidad Técnica Especializada de Fiscalización del IECM que niegue el registro al partido Somos, ligado a Miguel Ángel Vásquez, por recibir "aportaciones" de dudosa procedencia y por esa misma vía buscan presionar a Paula Castillo a salir de PRD. Ofrecen partido a cambio de caprichos, eso los convierte iguales, sumando a su movimiento hasta a quienes señalaban de impresentables. Es el poder por el poder.



Aunque en el caso de la UIF llama la atención que no abra una investigación de oficio sobre las irregularidades de Pío López Obrador porque son exactamente las mismas por las que investigó a Somos y por las que pide le nieguen el registro, es decir, si midiera con la misma vara se debería retirar el registro a Morena y entonces tendríamos un Presidente legitimo, pero no legal, vaya tragedia de partido en el gobierno enfrascado en su sed de venganza y ahora enredados en el mismo dilema de ser idénticos al pasado y para ello sólo hay que ver el lío que traen para elegir a su dirigente nacional, donde va muy adelantado Mario Delgado en alianza con Ricardo Monreal para quitarles el partido a los radicales de Morena que abraza y había impuesto la misma Sheinbaum.



NOCAUT. La Jefa de Gobierno deberá en su momento explicar qué favores le debe a la empresa Idinsa que aun siendo ella defensora del ambiente les va a permitir extinguir humedales de Xochimilco. ¡Abrazos, no periodicazos!

  • Luis Eduardo Velázquez

    Luis Eduardo Velázquez

    Periodista especializado en asuntos de política y electorales. Con estudios en derecho, amante del boxeo, el café y la buena letra.