Luces y sombras de Sheinbaum



Ciudad de México.- El primer año de los jefes de Gobierno de la Ciudad de México, aún emanados del mismo núcleo de poder, siempre ha sido tortuoso.



En el caso de Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Capital CDMX, no ha sido la excepción.



Sin embargo Sheinbaum, quien a diferencia de sus antecesores llegó al poder arropada por el poder del presidente Andrés Manuel López Obrador, contrasta el resultado del primer año de gobierno.



El inicio es complicado porque se enfrenta la transición del poder, pero en el gobierno de Sheinbaum la sombra se encuentra en la conformación de un gabinete de académicos que desconocen el funcionamiento de la administración pública y de una ciudad tan compleja e impredecible como la CdMx.



Por ello, no es sorpresa que Sheinbaum llegue al primer año de gobierno con ajustes en su gabinete en áreas clave como la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y la Consejería Jurídica.



La salida de Jesús Orta de la SSC es la muestra de un gabinete chabacano. Orta es un buen administrador, no obstante, no tenia ni conocimiento ni respeto de los policías.



El ex consejero jurídico Héctor Villegas, pese a su cercanía con Sheinbaum, dejó el cargo por tratar de ser el personero de la Jefa de Gobierno en el Congreso de la Ciudad de de México.



Tratar de hacer su juego, porque intentó llevarse varios nombramientos a su bolsa sin permiso, y abonar a la crisis del Congreso capitalibo hizo el ruido necesario para su remoción. El mensaje de Sheinbaum es claro y apunta a retomar la gobernabilidad que le ha costado por la curva de aprendizaje tan larga de su gabinete.



Hay otras salidas en puerta como la de Ileana González en la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, quien ha quedado en jaque con la Ley de Planeación del Congreso.



La mayoría de las dependencias del gobierno de la CdMx ameritan una revisión porque han creado más conflictos que resultados para Sheinbaum como es el caso de la Secretaría de la Mujer, que se ha convertido en el talón de Aquiles de la primera Jefa de Gobierno. Qué decir de la Secretaría de Finanzas de Luz Elena González, donde se cae el sistema y comete errores en el paquete económico por acomodar mal 60 mil millones de pesos.



Otra parte que Sheinbaum debe corregir es su comunicación, porque en las diversas crisis que ha sufrido en su primer año de gobierno ha quedado rebasada y tampoco se ve una estrategia de comunicación. En un año de gobierno, Sheinbaum no ha logrado mandar un mensaje claro a los ciudadanos.



Los estragos podrían ser mayores, pero la secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, ha sido la cancerbera y ha abonado a la construcción de acuerdos para reenderezar el barco aunque con muchas resistencias al interior y grillas que sólo dañan a Sheinbaum.



Claudia Sheinbaum está en el momento correcto de retomar el rumbo, dejar claro su mensaje de gobierno y adentrarse en la carrera presidencial de 2024, de manera natural.



Empero ello pasa por apretar las áreas del gabinete que están desalineadas y no aportan a su gobierno.



NOCAUT. Con la llegada de Néstor Vargas a la Consejería Jurídica de la Ciudad de México ya no se cruzarán los cables ni habrá tantos yerros en el Congreso de la CdMx. Vaya izquierdazo que le acomodaron a la segunda y tercera vía de Morena que traían de manager a Villegas. ¡Abrazos, no periodicazos!

  • Luis Eduardo Velázquez

    Luis Eduardo Velázquez

    Periodista especializado en asuntos de política y electorales. Con estudios en derecho, amante del boxeo, el café y la buena letra.