Lozoya revela sobornos a legisladores del PAN



Ciudad de México.- Emilio Lozoya, recién extraditado a México y exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), informó al Gobierno Federal que existieron sobornos a legisladores del PAN para que aprobarán las Reformas Estructurales del denominado Pacto por México.



Según lo dicho por Lozoya, el monto de los sobornos ascendería hasta los 52 millones 380 mil pesos y tanto el entonces Presidente, Enrique Peña Nieto, y el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, no sólo sabían, sino que encabezaban directamente dicha estrategia de sobornos.



Agregó que, a través de terceros, envió a los legisladores panistas esos recursos entre el 11 de diciembre del 2013 y el 21 de abril de 2014.



TE PUEDE INTERESAR: Lozoya recibió recursos de Odebrecht para campaña de EPN y sobornos



Lozoya reveló, según recoge Reforma, que Videgaray le solicitó enviar 6.8 millones de pesos al panista Ricardo Anaya, quien se desempeñaba como Presidente de la Cámara de Diputados cuando se discutió la reforma energética, es decir, del 2013 a marzo del 2014; meses después –en mayo del 2014- se convirtió en secretario general del PAN.



La cantidad referida habría sido entregada el 8 de agosto de 2014 vía una persona aún desconocida, aunque Lozoya detalló que entabló comunicación con ella a través de dos números telefónicos para concretar la entrega.



Casi un año después, Anaya fue designado dirigente del PAN, de agosto del 2015 hasta diciembre de 2017, cuando dejó el cargo para ocupar la candidatura de Acción Nacional para la Presidencia de la República.



Otros nombres señalados por el exdirector de la paraestatal están los en ese momento senadores por el PAN, Ernesto Cordero, excoordinador de la fracción; y Salvador Vega; además los hoy gobernadores de Querétaro y Tamaulipas, Francisco Domínguez y Francisco García Cabeza de Vaca, respectivamente.



TE PUEDE INTERESAR: Importante conocer a quiénes y cuánto pagó Odebrecht en sobornos: AMLO



Pero no son todos, pues también estarían involucrados el senador José Luis Lavalle Maury, quien ocupó la presidencia de la Comisión de Administración del Senado y a su secretario técnico, Rafael Caraveo, implicado –presumiblemente- en la recepción de dinero.