Lozoya implica en denuncia a tres expresidentes; Salinas, Calderón y Peña Nieto son los señalados



Ciudad de México.- Emilio Lozoya Austin, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR) una denuncia directa contra expresidentes y exfuncionarios ligados a varios casos de corrupción.



En la denuncia que Emilio Lozoya presentó el 11 de agosto ante la FGR, la cual se filtró este miércoles, revela nombres y montos de sobornos que presuntamente ordenaron funcionarios del gobierno de Peña Nieto y de opositores que los recibieron.



En su denuncia, el exfuncionario federal señaló directamente a los expresidentes Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón, y Carlos Salinas de Gortari; así también mencionó a los exfuncionarios Luis Videgaray, José Antonio González Anaya, José Antonio Meade Kuribreña y Carlos Treviño Medina.



TE PUEDE INTERESAR: Lozoya afirma que dio sobornos a panistas, incluido Anaya



También aparecen los ex senadores Ernesto Cordero, Jorge Luis Lavalle, Salvador Vega, Francisco Domínguez y Francisco García Cabeza de Vaca, estos dos últimos, actuales gobernadores de Querétaro y Tamaulipas, respectivamente.



En el documento, el exfuncionario asegura que esta denuncia de hechos permitirá a las autoridades tener conocimiento sobre los sobornos de Odebrecht, la adquisición del complejo Agronitrogenados, así como “diversos hechos de corrupción que acontecieron en sexenios anteriores”.



Lozoya afirmó que la petrolera brasileña Odebrecht se infiltró el gobierno federal en 2010, durante la administración de Felipe Calderón, cuando se firmó un contrato multimillonario con la empresa Braskem.



Aseguró que Peña Nieto y Odebrecht tenían una relación de poder en la que la firma daba dinero para ganar licitaciones.



Sobre Salinas de Gortari afirmó que éste cabildeaba a favor de los proyectos de su hijo, como pagarle a la empresa TRESE más de 15 millones de dólares.



TE PUEDE INTERESAR: No tengo nada que temer: Francisco Domínguez, gobernador de Querétaro



La FGR informó este miércoles que ya abrió una indagatoria por la filtración de la denuncia que presentó el exfuncionario.



Mientras el equipo legal del exdirector de Pemex también se deslindó de haber filtrado el documento y manifestó que, en la defensa de su cliente, se apega al debido proceso y a la presunción de inocencia.



Por otra parte, el expresidente Felipe Calderón afirmó que el manejo ilegal y mediático del caso confirma que Lozoya es usado por el presidente Andrés Manuel López Obrador como instrumento de venganza y persecución política.



Antonio Meade, a su vez señalado por el exdirector General de Pemex de recibir dinero por dar continuidad a la compra de Etileno XXI, dijo que ayudó a que Lozoya Austin fuera llevado a la justicia e informó que está localizable si las autoridades lo requieren.



El excandidato presidencial Ricardo Anaya calificó las acusaciones de Lozoya en su contra —de haberle entregado 6 millones 800 mil pesos para sus aspiraciones de ser gobernador de Querétaro—, como falsas, absurdas y mentirosas.