| 

Social

Los obispos mexicanos llegarán al Vaticano con agenda incompleta en casos de pederastia

Ciudad de México.- El arzobispo Rogelio Cabrera López, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), reconoció que al encuentro del próximo mes a realizarse en el Vaticano sobre abusos sexuales, llegará con una “agenda incompleta” porque la “pederastia clerical es un pozo insondable”.

En su participación en el encuentro sobre abuso sexual que se realizará en el Vaticano del 21 al 24 de febrero, la CEM dijo solicitará tener facultades para atender los casos de pederastia de las diócesis de México, porque algunas “no tienen la capacitación suficiente” para atenderlos “son muy complicados, no porque no se quieran resolver, sino porque cada uno es original. A veces, no tienen, “… la pericia, la consciencia de la gravedad de un problema de esta naturaleza”.

La CEM, explicó, quiere ser una segunda instancia para atender “aquellas situaciones que no se resuelven en las diócesis o en las comunidades religiosas o en las instituciones educativas porque si no hay otra instancia siempre habrá una pared, una tapia que no permita que las cosas sigan adelante”.

En conferencia de prensa, el presidente de la CEM dio a conocer que se han reunido con víctimas de abuso sexual de seminarios o de casas de formación y de religiosos.

Expuso que no todos son menores de edad, también hay mujeres que han sido abusadas por clérigos.

Refirió que la pederastia es “un pozo insondable que no solamente termina en los menores sino que se amplía a todo abuso de poder clerical”.

Sobre la posibilidad de reunirse con las víctimas, que durante años han hecho públicas sus denuncias y han acusado al cardenal Norberto Rivera Carrera de encubrimiento y al padre Marcial Maciel fundador de los Legionarios de Cristo de pederasta, dijo que éstos casos ya son conocidos en Roma y el tiempo no es suficiente, pero la reunión en el Vaticano es un primer paso.

Cabrera López insistió en que“el obispo que no escuche a la víctima pues ya le dio un golpe demasiado fuerte, estamos en esta toma de consciencia de que es un deber ineludible el escuchar con serenidad, con calma”.

El Episcopado Mexicano recordó que no tiene un registro de los casos de pederastia, porque no tiene facultades para solicitar esa información a los obispos.

Al respecto, el secretario general de la CEM Alfonso Miranda Guardiola aclaró que “no se trata tampoco de evasiones, como Iglesia Católica, como Conferencia Episcopal Mexicana tenemos toda la actitud de responsabilidad ante los hechos”. Y enfatizó “… no somos fiscales entonces tenemos que actuar de acuerdo a nuestra competencia, que es de coordinación, de acercamos al obispo que tiene un problema.

“Actuamos de acuerdo a nuestras propias competencias, existen disposiciones en la Constitución mexicana que protegen los datos de las personas. Nosotros no podemos dar información de las víctimas, del número de casos, de quiénes, de dónde, esto está regulado por nuestras leyes mexicanas. Eso no quiere decir que no hagamos nuestro trabajo”.



Etiquetas CDMX Iglesia México CEM Conferencia del Episcopado Mexicano

COMENTARIOS

MÁS Social