Los obispos buscan ser protagónicos en la reconciliación de México



Ciudad de México.- Los obispos de México están dispuestos a ser un sector protagónico y colaborador con el nuevo gobierno en la construcción de la paz en el país.



Para estar presentes en la agenda nacional, se organizó el “Coloquio sobre la Reconciliación y la Construcción de Paz en México”, iniciativa nunca antes realizada la jerarquía católica en los cambios de gobierno.



Por eso en días pasados la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), con su nuevo presidente Rogelio Cabrera, arzobispo de Monterrey, tomó la iniciativa de reunir a treinta y siete líderes sociales, empresariales, académicos, ministros religiosos y de la autoridad civil, para intercambiar puntos en común sobre la comprensión y caminos de corresponsabilidad frente al desafío de la construcción de la reconciliación y la paz en México.



En ese Coloquio se consideró necesaria la autocrítica, “pero sobre todo, aprender a mirar el todo y no sólo la parte; afirmar la unidad más que el conflicto, dar prioridad a la realidad más que a nuestras ideas, así como colaborar de forma programática…”



De los órganos jurisdiccionales, se mencionó que “es apremiante pasar a una interpretación de la ley no sólo funcional, sino sobre todo integral, con claros fines sociales, especialmente la paz y el desarrollo”. Crear mecanismos de justicia restaurativa y recuperación de territorios. Y es urgente organizar a la sociedad con el fin de velar por la seguridad e integridad de mujeres, niños y adultos mayores.



Ante el Estado de Emergencia que se vive, consideraron necesario “la reflexión, la escucha, el respeto por los derechos humanos y la solidaridad, evitando las polarizaciones, la imposición de las agendas propias, para sumarnos en una acción común a favor de la sanación del alma de los mexicanos…”



Ahí se planteó la necesidad de crear un centro académico de “Educación para el Diálogo y la Paz, la Reconciliación y el Desarrollo”, en la Universidad Pontificia de México.



Entre los participantes estuvieron: Loretta Ortiz Alhf; Francisco Hernández Juárez, secretario general del Sindicato de Telefonistas de México; el Paolo Pagliai, rector de Alta Escuela para la Justicia; el magistrado Juan Alfonso Patiño Chávez.



Así como el arzobispo Carlos Garfias Merlos de Morelia y vicepresidente de la CEM; Diana Álvarez Maury, Subsecretaria de Participación Ciudadana, Democracia Participativa y Organizaciones Civiles de la Secretaría de Gobernación; Dolores Padierna Luna, Diputada Federal y vicepresidenta de la Cámara de Diputados por Morena; Héctor Humberto Miranda Anzá, director de Asuntos Religiosos y José Antonio Sandoval del Instituto para la Paz de Morelos, entre otros.



Todos coincidieron en la necesidad de articular acciones concretas de paz, que permitan instaurar una cultura de respeto, cuidado y promoción de toda persona humana, porque el deber de todos es asegurar el bienestar de cualquier ser humano y su entorno natural y social.



Debemos esperar a que esa y otras iniciativas que tiene programadas la CEM logren articular el trabajo no sólo de los líderes sociales, principalmente que permeen en sus fieles, porque de nada servirán coloquios de esta naturaleza, si los obispos, sacerdotes y religiosos (as) no logran comunicar éstas ideas a los creyentes y sobre todo que logren una verdadera participación.

  • Eugenia Jiménez

    Eugenia Jiménez

    Periodista especializada en la fuente religiosa. Viajar en el avión con dos papas Benedicto XVI y Francisco en sus visitas a México de las mejores experiencias periodísticas. Me gusta el café mexicano y reportear en campo.