Los industriales de Mexico se comprometen con el bienestar y desarrollo



Ciudad de México.- Los industriales de México estamos comprometidos con el bienestar y desarrollo de nuestro país. Todos los días realizamos inversiones productivas para crear y mantener las fuentes de empleo formal que son un pilar fundamental del gasto familiar.



Lo hacemos porque estamos convencidos de que México, sus trabajadores y familias, empresarios, estudiantes, académicos y la sociedad en general merecemos un futuro de estabilidad y mayor prosperidad.



Para los industriales solo hay un México: el que vela por la construcción de una nación fuerte y solidaria, fundamentada en un sistema económico productivo y socialmente incluyente.



En concordancia con lo anterior, la Concamin propone algunos elementos básicos. El primero elaborar una Alianza Público-Privada con Carácter Social de perfil Industrial: no se podrán superar los retos de bajo crecimiento, pobreza, precarización del mercado laboral y quiebre de empresas sin la colaboración integral público-privada.



El segundo una Política Industrial Globalmente Productiva, Competitiva y de Inclusión Social que revierta el rezago causado por el error histórico de seguir la directriz de que “la mejor política industrial es la que no existe”. Su objetivo central es la Inclusión Social y la generación de Prosperidad Social a través de un Futuro Compartido.



El tercero: se debe impulsar una transición que garantice un crecimiento económico vigoroso, equitativo y por su naturaleza socialmente incluyente. Estimamos que con el establecimiento de una Política Industrial Globalmente Productiva y Competitiva México podría alcanzar un crecimiento adicional de su PIB de entre 1.5% y hasta 2.5%, rompiendo así la inercia que lo encadena a un bajo desempeño productivo.



El cuarto, que la Secretaría de Economía se transforme en la Secretaría de Desarrollo Económico en donde los principales objetivos estén vinculados al crecimiento económico, creación de empleo formal, formación y consolidación de empresas de innovación tecnológica, fortalecimiento de los encadenamientos productivos incremento en la inversión productiva, contenido nacional y bienestar social. Los acuerdos comerciales, la normatividad y la operación de la institución deberán estar alineadas a dichos objetivos México debe pasar de la Obsesión por la Estabilidad Macroeconómica a la Obsesión por el Crecimiento Económico.



Ello requiere obsesión por la inversión productiva, pública y privada: incrementarla hasta que sea 35% como proporción del PIB y en donde la parte pública pueda ser un 8% del PIB.



De igual forma se requiere un gasto público eficaz, transparente y libre de corrupción. No solo es eficiencia: se debe elevar el promedio del valor agregado generado por el sector público.
El pilar fundamental es la educación, por ello se propone formar una Alianza Público-Privada para crear las condiciones de desarrollo e inclusión social a través de un sistema educativo moderno vinculado con el sistema productivo.



Finalmente se debe crear el Sistema de Estudios Estratégicos de Análisis y Prospectiva Productiva para Elevar el Bienestar Social. Su objetivo es elaborar la estrategia de desarrollo e inclusión social con base en la cooperación público-privada con estudios sistemáticos que establezcan los beneficios y afectaciones de la política pública.



Los criterios que deben normar la directriz de política económica deben ser el impulso al crecimiento económico, creación de empleo formal, incremento a los salarios, recaudación tributaria, creación y preservación de empresas, menor inflación y mayor productividad.



Lo descrito es parte de lo que Concamin propone como mecanismo de desarrollo económico y social, representa parte del compromiso de los industriales con nuestro país.