López-Gatell tunde a gobiernos estatales y a quienes piden pruebas masivas



Ciudad de México.- Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, se dijo preocupado por el actuar de los gobiernos locales -estatles y municipales- y por sectores que utilizan discursos “estorbosos” ante la epidemia.



Al comenzar la 133 conferencia vespertina del reporte técnico sobre el avance del coronavirus, el funcionario señaló que el mensaje del propio reporte era de “preocupación por lo que está ocurriendo a nivel subnacional y la situación que se verifica en algunos casos, que ya habíamos alertado desde el inicio: el riesgo de que, conforme ocurra el desconfinamiento, la apertura, se haga demasiado rápido”.



Señaló que entre las preocupaciones está que no se cuide el orden, que no se cumplan las medidas de seguridad sanitaria, que no se conserve la sana distancia y que no se involucre lo suficiente a la población debido a barreras de información entre gobiernos locales y su población.



TE PUEDE INTERESAR: OPS advierte dificil situación para México por Covid



Se refirió específicamente a los gobiernos estatales y municipales como responsables de prever que la reapertura no sea acelerada y que se cumplan los límites establecidos en los semáforos, así como la prevención de contagios y repuntes locales.



López-Gatell mencionó que en el continente americano, donde se ubica México, se encuentran cerca de la mitad de los contagios acumulados de Covid-19 a nivel mundial; “no nos podemos sustraer a esa realidad; la nueva realidad, la nueva normalidad, lo que implica es la conciencia de que tenemos que cuidar todos los días, todas las horas del día, lo que hacemos, cómo lo hacemos, dónde lo hacemos y tenemos que incorporar a nuestra vida diaria los cuidados indispensables, que son relativamente básicos para lograr que no nos contagiemos y no contagiemos a otras personas “.



Señaló que los cuidados es una responsabilidad de cada persona pues no se puede obligar a cada individuo a cuidar la sana distancia, a que se confine, a que se guarde en casa al presentar síntomas o a cubrir el estornudo correctamente; ni a los saludos con contacto, “al final del día es una decisión que todos y cada uno de los ciudadanos y las ciudadanas tienen que tomar todos los días”.



Además, extendió esta responsabilidad a los gobiernos locales pues, señaló, deben asegurar que los espacios públicos que no deben de estar abiertos según el color del semáforo, permanezcan cerrados; “es responsabilidad de los propios gobiernos municipales porque muchas de las decisiones administrativas que regulan la actividad comercial, la actividad económica, son locales”.



Agregó que también esa responsabilidad recae en el orden de gobierno estatal ya que algunas disposiciones son de su incumbencia, “los gobiernos estatales saben perfectamente qué empresas abrieron y si abrieron, o no, cuando les correspondía; y en caso de que sí correspondiera y abrieron, qué medidas deben seguir” según los lineamientos de seguridad sanitaria.



Otra de las responsabilidades estatales, dijo el subsecretario, son las correspondientes a las autoridades sanitarias.



Con respecto a las reconversiones hospitalarias que no se han logrado en algunos de los estados –lo que limita la atención local-, explicó que éstas se instruyeron por acuerdo del Consejo de Salubridad General desde el mes de marzo; “se instruyó a que se procediera de manera expedita, utilizando los lineamientos técnicos que proveyó el Gobierno Federal para que se hicieran reconversiones hospitalarias



No obstante, el médico reconoció la responsabilidad del Gobierno Federal al estar encargados de girar disposiciones generales y de supervisar que se cumplan apropiadamente; “todas y todos somos corresponsables; todos y todas estamos en el mismo territorio y vivimos en el mismo Estado nacional y a todos y a todas nos corresponde cuidarnos a nosotros mismos, a nuestros cercanos y a toda la población



Exhortó a dejar de manejar un discurso de ataque y polarización pues, argumentó, que los decesos “no dependen de una persona, no dependen de un nivel de gobierno”; pues estos tienen los mismos sectores público, privado y social por lo que todos deben buscar acciones para protegernos.



Criticó a quienes manejan “un tema inútil, estorboso, que nos está afectando a todas y todos” con respecto a la vigilancia epidemiológica, así aprovecho para explicar una vez más que los datos no se generan en una oficina del Gobierno Federal sino “en cada rincón del país; el sistema de vigilancia epidemiológica de México es un sistema federalizado”.



“Tenemos 32 entidades federativas con 32 autoridades sanitarias”, mismas que son responsables de coordinar las jurisdicciones sanitarias que, a su vez, son responsables de vigilar el cumplimiento de notificación en 26 mil unidades de salud.



“Si hay deficiencia de información, porque de origen no se produce a tiempo, o peor aún, porque se distorsiona, no es posible tener un monitoreo apropiado de la epidemia a nivel nacional”.



De igual forma, el especialista recordó a quienes enfatizan sobre la aplicación masiva de pruebas en México –medios, columnistas, intelectuales- que los propios estados tienen rezago en la confirmación de pruebas por más de la mitad “porque no se terminan de hacer las pruebas, porque no se completa el proceso de notificación de pruebas ya realizadas”



“Se está distrayendo la atención en hacer pruebas, a nivel local, sin tener un criterio claro correspondiente con los lineamientos nacionales de vigilancia epidemiológica”; y resaltó que aún se está esperando el resultado de las mismas,



No cambiemos el discurso a algo estorboso: 'pruebas, pruebas, pruebas'; lo que necesitamos es que se complete lo básico de las pruebas” pidió antes de explicar que la vigilancia depende de detectar, aislar, rastrear contactos y aislarlos, mismo que es labor de los órdenes locales pues no hay una cuadrilla del gobierno federal al estar la Secretaría de Salud descentralizada desde 1997.



“Es responsabilidad de las 32 Secretarías Estatales de Salud tener la operación adecuada para la vigilancia, la prevención, el control, la promoción de la salud”.



El epidemiólogo recordó que hay estados que no se adhirieron al Insabi para armonizar la atención; “tenemos estados que están teniendo excesos de casos porque están en mitad de sus curvas epidémicas y se están saturando sus hospitales”.



Con referencia a esto criticó a las notas y reportajes que cuestionan al Gobierno sobre “escenas dramáticas”, pues el funcionario señaló que sí las hay pero que se necesitan resolver como en las entidades donde se resolvió sin saturación.



Hizo mención de la postura de la OMS sobre el desconfinamiento en México, mismo que considera acelerado en medio de una importante cantidad de casos, lo que hace posible un rebrote debido a la cantidad de personas en espacios públicos y la movilidad de las mismas.