Lo que necesitamos hoy de la administración de la CDMX



Ciudad de México.- La Ciudad de México, otrora Distrito Federal, fue durante muchos años el bastión político del Partido Revolucionario Institucional (PRI), pero la población se cansó de sucesos que lo aquejaron sexenio tras sexenio tales como la alta inseguridad, la corrupción, la falta de oportunidades de empleo, la falta de servicios en diversas colonias, unidades habitacionales, barrios y pueblos, los asentamientos irregulares, la pérdida de empleo, etc.



Es por ello que, desde una reforma política que dio pauta a que los capitalinos y capitalinas pudieran elegir a su gobernante es como la población manifestó dicho hartazgo.



Así resultó electo, a finales de los 90, Cuauhtémoc Cárdenas y, desde entonces, lo que se ha denominado izquierda ha gobernado nuestra Ciudad Capital.



Sin embargo, ¿han cambiado las cosas? Por supuesto que hay cosas positivas, pero también otras negativas.



Por ejemplo, la Ciudad tiene hoy esquemas de mayor participación social que en otros tiempos se pensaban inalcanzables; se han abierto espacios para tener mayor interrelación con nuestras autoridades, entre otros aspectos.



No obstante, existen otra serie de factores que van en sentido contrario a las necesidades de la población.



Así, la inseguridad prevaleciente desde hace años se ha desbordado y, por lo que se vislumbra, no se ve alguna solución en un corto o mediano plazo.



La falta de oportunidades y el desempleo ha seguido su curso y, con la pandemia que nos aqueja por el COVID-19, la misma ha alcanzado cifras impensables que ponen en severo riesgo nuestra Ciudad y, en general, a todo el país.



Tal y como lo han reportado diversos medios de comunicación, el sistema de salud de nuestra Ciudad esta rebasado, colapsado y según especialistas, nos falta un largo trecho para, ahora si, poderla “domar”; nuestro transporte público llegó a su límite, lo sucedido en el metro más que buscar culpables hay que asumir responsabilidades; el comercio ambulante reina y gobierna, esta sí es la mafia del poder.



La sociedad que va a cumplir prácticamente un año con anuncios y mensajes de “quédate en casa” esta fastidiada, harta por las malas decisiones del gobierno y le ha provocado otro tipo de afectaciones.



¿Qué se necesita para revertir estas condiciones en las que vivimos? De entrada y desde nuestro punto de vista, que la actual Jefa de Gobierno y su administración pública local, se desvincule del brazo dominante del presidente de la República. Que tome sus propias decisiones de lo contrario seguirá arrastrando políticas que no son suyas.



Otro factor importante y que todo gobierno de cualquier ideología debe hacer, es ceñirse a lo que la población quiere, a sus demandas y necesidades. Hoy la población se percibe abandonada, sin oportunidades y sin rumbo.



Nuestra Ciudad Capital y su gobierno debe tomar el timón y controlar la terrible pandemia y desvincularse totalmente del fracaso con la que nos ha asumido el gobierno federal en esta materia.



Si estas acciones se realizan con éxito, las ciudadanas y ciudadanos que vivimos en esta gran urbe estaremos muy agradecidos de ver la luz al final del túnel.



Están en puerta las elecciones que renovarán las autoridades de las 16 alcaldías, así como el Congreso local.



Es tiempo y urgente enderezar el barco para que llegue a buen puerto, de lo contrario, como le sucedió al PRI, el proyecto de la cuarta transformación en la Ciudad de México pudiera recibir un duro descalabro.

  • Fernando Díaz Naranjo

    Fernando Díaz Naranjo

    Licenciado en Ciencia Política y Maestro en Periodismo Político. Servidor público por más de 23 años. Entre sus múltiples cargos destaca el haberse desempeñado como consejero electoral propietario del consejo general del Instituto Electoral de la Ciudad de México. Es profesor de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y colaborador en los medios digitales México Social, La Silla Rota, así como de los Diarios El Universal y Capital CDMX.

Etiquetas: Noticias