Lo que es del César al César



Ciudad de México.- Podremos estar o no de acuerdo con las decisiones, obsesiones e incluso excesos del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero reformar el Código Fiscal de la Federación para castigar con cárcel a quienes incurran en defraudación fiscal por evadir el Impuesto Sobre la Renta (ISR), Impuesto al Valor Agregado (IVA) y cuotas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) e Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en esquemas de outsourcing, debe aplaudirse.



Los que somos la generación de “Chavorrucos’’ de los 60’s y 70’s, sabemos cómo esto nos hubiera beneficiado al final de nuestras carreras que desarrollamos en varios medios de comunicación u otra profesión, patrones algunos de ellos “hipócritas’’ por pagar bajos salarios y después ingresar al mundo del outsourcing, esto no es sólo de empresas hoteleras sino en general.



Sino pregunten a cualquier empleado que hace la limpieza en oficinas públicas y privadas de las empresas RAPAX, OCRAM SEYER y REISCO Operadora de Servicios, donde más de 30,000 empleados no saben a qué empresa pertenecen, cotizan bajos salarios y no les dan prestaciones, pero están en la Unión Nacional Independiente de Trabajadores y Empleados de Limpieza (UNIYURL).



Gremio que está a cargo del líder Marco Antonio Reyes Saldívar, no es el único, consulten igual a los sindicatos de los medios de comunicación, algunos de ellos que dan vergüenza y sólo enriquecen a “sus’’ representantes y mediadores de las empresas periodísticas, dejando en estado de indefensión a los trabajadores cuando llegan a su jubilación o simplemente los despiden.



Ahí tiene razón López Obrador, el legislador y líder minero, Napoleón Gómez Urrutia, que de “encubrir’’ sabe también bastante y la adorable secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Luisa María Alcalde.



Era un secreto a voces cómo las empresas que actuaron de esa forma criminal para evadir el pago del ISR, IVA y las cuotas, llegando a “reportar’’ al trabajador como jornalero, aún si este ganaba tres o 10 salarios mínimos. Hay ejemplos claros, pregunten en medios de comunicación.



Así se cometían dos robos por parte de industriales y empresarios, que además pagaban un salario raquítico que no alcanzaba ni para la canasta básica y tuvo que poner a trabar a toda la familia, la sacaron de sus hogares para juntar más recursos, eso propiciaron PRI, PAN, PRD, PVEM y muchos de los que están en Morena y otros partidos en contubernio.



Esa doble moral, es lo indignante para cualquier mexicano, pero qué se podía hacer, a dónde recurrir, que justicia laboral existe en el país o como el Chapulín Colorado, sólo se podía decir: “¡Quién podrá ayudarme!’’.



La mayoría de los empresarios e industriales, que no todos, hay que ser claros, actuaron así contra el sufrido pueblo mexicano, que sólo la ilusión de festividades lograba recuperar su sonrisa, pero con más esfuerzo, debido a que acabaron con lo que alguna vez se llegó a conocer como “clase media’’, ya no la acomodada pues.



Mi satisfacción será total, cuando esta se apruebe y que los legisladores no se pongan como los protectores del pueblo y el señor presidente, que nos aburre todos los días atacando a los medios de información, neoliberales del pasado y quien asome la cabeza, se declare el “redentor’’ e iluminado de la 4T.



Millones de mexicanos lo van a agradecer también, así como los derechohabientes del IMSS y del ISSSTE, serán los más agradecidos.



Los “Chavorrucos’’ de los 60’´s y 70´s que ¡Se Jodan!

COMMODATO



Lo ocurrido en Cancún, Quintana Roo; en la plaza del Ayuntamiento del Municipio de Benito Juárez, denota que la ola “verde y naranja’’ feminista están siendo infiltradas por gentes “perversas’’, que harán todo por descomponer las demandas sociales.



Es cierto que hubo excesos de la policía municipal, pero en México todo se conoce y sólo se “simula’’, hay cientos de cámaras alrededor de la explanada del Palacio Municipal y bien se puede identificar a quienes iniciaron la agresión e intento el incendio del inmueble.



Ya dejemos de simular o diagnosticar, ya estamos hartos, es hora de actuar.

  • Rubén Torres

    Rubén Torres

    Defeño, reporteando desde 1980. Graduado en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, generación 1984-1988. Trabajó 13 años en Inter Press Service (IPS), corresponsalía en México, donde fue becario del entonces Programa de Naciones Unidas para la Fiscalización de las Drogas (PNUFID) hoy JIFE. Reportero de los periódicos El Día, UNOMASUNO, El Nacional, Agencia Notimex, El Sol de México y El Economista. Hoy corresponsal en Chetumal y Cancún en Luces del Siglo. He cubierto casi todas las fuentes, menos espectáculos, esos los doy y deportes. Profesor de periodismo durante 20 años en la extinta escuela de Periodismo y Arte (PART).