Llaman científicos de la ONU a cambiar la dieta en el mundo para frenar la crisis climática



Ciudad de México.- La fórmula actual de producción de carne supone casi un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero por lo que las dietas, sobre todo de las personas con más recursos, debe ser sustituida por más vegetales y carne producida con menos energía, según el último informe del Panel Internacional para el Cambio Climático de la ONU (IPCC), publicado este jueves.



El informe señala que para enfrentar la crisis climática no es suficiente aplicar medidas a la producción de energías ni transformarse a eólico o solar, pues a menos de que se apliquen medidas drásticas para la próxima década la temperatura global aumentará 1.5 grados centígrados, con consecuencias devastadoras para todos los ecosistemas.



Y es que la producción de comida emite alrededor de 11 giga toneladas de gases a la atmósfera a base de prácticas agrícolas, cambio en el uso de suelo, almacenamiento, transporte, procesamiento, empaquetado y consumo.



Los científicos llaman a variar a dietas más saludables, las cuales contengan cereales, legumbres, frutas, verduras, frutos secos y semillas; también carne, pero en menor medida y que sea producida con métodos más amigables con el medio ambiente.



De esta forma, señalan, se podría evitar que entre 1.8 y 3.5 giga toneladas de dióxido de carbono terminen en la atmósfera.



El IPCC añade además que es sumamente importante terminar con el desperdicio de comida, pues actualmente un tercio de los alimentos que se producen, nunca llegan a consumirse. Si se desperdiciara menos comida, se podría rebajar la expansión de tierra dedicada a la producción.