Layda ya se fue



Ciudad de México.- En la Ciudad de México (CDMX) aún hay tiempo para determinar la reelección de las alcaldías y diputaciones en el Congreso capitalino.



Pese a que Morena no se ha logrado poner de acuerdo en la definición de su dirigencia nacional es un hecho que se va a modificar el estatuto para permitir la reelección como lo mandata la Constitución federal y de la CDMX.



La reelección, aprobada por la jefa de Gobierno de la CDMX, sólo está autorizada hasta el momento en Iztapalapa y Gustavo A. Madero, sin embargo, donde es un hecho que no se dará es en la tercera demarcación con mayor número de votantes en la capital del país: Álvaro Obregón.



La situación está clara porque Layda Sansores, alcaldesa de Morena en Álvaro Obregón, ya dejó el cargo en los hechos aunque será antes de que concluya este año o en enero de 2021 cuando presente su renuncia para ir en busca de la candidatura a gobernadora de Campeche.



Hay quienes tienen dudas de que gane la candidatura porque se está moviendo con fuerza en el estado Renato Sales Heredia.



Lo que ya es un hecho es que se prepara la sucesión en Álvaro Obregón para tener a un alcalde o alcaldesa interino.



Los candidatos naturales son los diputados de Morena en la demarcación Valentina Batres y Eduardo Santillán, este último ya fue jefe delegacional por las siglas del PRD.



Quien se quede tiene la ventaja de que podría pedir la reelección y por eso se vuelve muy codiciado el cargo, pero la batalla no está sencilla ya que hay más tiradores al cargo.



Uno de los que quiere es Rafael Luna, quien fue servidor de la nación aunque viene con poca fuerza porque lo renunciaron. En la lista está el nombre también de Rosario Morales con poco conocimiento aunque respaldada por el grupo de René Bejarano.



Y en la definición también se encuadra un hombre de izquierda que ha trabajado fuerte desde la sociedad civil y tiene las credenciales para sacar a Álvaro Obregón del abandono. Se trata de Guillermo Ramírez.



En la decisión va a pesar la mano de Claudia Sheinbaum y se debe apostar por el mejor perfil porque las encuestas dicen que en 2021 la demarcación podría pasar a manos del PAN que teje fino un frente amplio para romper la hegemonía de Morena.

Los perdedores



En Morena aún no hay un candidato ganador a la presidencia nacional del parlero, no obstante, ya es claro que los perdedores fueron Alfonso Ramírez Cuellar, alfil de Sheinbaum, y Bertha Lujan, quienes han abierto comunicación con Mario Delgado, perfilado como nuevo presidente, para que les deje avanzar sin líos a Citlali Hernández en la secretaría general.



Ramírez Cuellar y Lujan, quienes están en el sector de los puros, tienen miedo de que la senadora se les caiga en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ya que perdió por más de diez puntos ante Emilio Ulloa y Carlos Montes de Oca y lo de la paridad de género no es un argumento de peso para sostenerla.



Lo mejor sería un acuerdo de paz, debido a que Porfirio Muñoz Ledo perdió la cabeza y ha resultado un tsunami en la contienda donde sólo se escucha a él mismo. A veces hasta se insulta solo.



NOCAUT. Sheinbaum dio un gran acierto al equilibrar la balanza con los hombres a los que se les ampliarán derechos en busca de la igualdad sustantiva en la CDMX. ¡Abrazos, no periodicazos!

  • Luis Eduardo Velázquez

    Luis Eduardo Velázquez

    Periodista especializado en asuntos de política y electorales. Con estudios en derecho, amante del boxeo, el café y la buena letra.