Las vacunas electorales



Ciudad de México.- El proceso de vacunación de adultos mayores contra la Covid-19 levanta suspicacias y desconfianza en los actores políticos que advierten uso electoral en la manera en cómo se lleva a cabo la inoculación.



No les falta razón. Haber impuesto en las brigadas “Correcaminos” a los Servidores de la Nación —que en realidad son operadores electorales, disfrazados de enlaces de los programas sociales— no deja lugar a dudas, sobre todo porque estamos a unos días del inicio de las campañas electorales.



El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y su equipo de trabajo más cercano están preocupados porque ven en riesgo la mayoría de su partido, Morena, en la Cámara de Diputados en las elecciones del 6 de junio.



TE PUEDE INTERESAR: Permiso para violar



Las gubernaturas —15 en total— que se diputarán ese mismo día no tienen tanta importancia para los estrategas de Palacio Nacional. A los gobernadores, sobre todo a los de oposición, los tienen controlados con los recortes a sus presupuestos y tienen poco margen de acción.



Sin embargo, si la oposición se hace de la mayoría en San Lázaro obligará al gobierno y a sus fracciones parlamentarias en el Congreso a negociar, por ejemplo, los paquetes presupuestales de los próximos tres años, a lo cual no están acostumbrados, pues hasta ahora Morena ha impuesto su mayoría sin tomar en cuanta al PAN, PRI y PRD.



Perder las elecciones de junio sería un duro golpe para el Presidente y su proyecto de “transformación”. Por eso les urge que la ciudadanía crea que las vacunas son una graciosa concesión del gobierno y no una obligación del Estado mexicano.



Las vacunas se pagan con el dinero que el gobierno obtiene por el pago de impuestos de las y los mexicanos, pero en las conferencias matutina y vespertina evitan reconocer que así es y lo presentan como un logro de la autollamada “Cuarta Transformación”.



Y a pesar de que el Presidente asegura que las vacunas no se utilizarán con fines electorales, nadie confía en que eso no sucederá.



El gobierno apuesta a ganar haciéndole creer a la gente que las vacunas son un un regalo en época electoral.

  • Mauricio Juárez

    Mauricio Juárez

    Licenciado y maestro en Periodismo Político por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Trabajó como reportero en los periódicos El Nacional, La Crónica y Milenio, cubriendo asuntos políticos. En el gobierno federal ha sido subdirector de Información del Instituto Nacional de Migración; subdirector, director y director general adjunto de Información de la Secretaría de Gobernación. En el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación se desempeñó como jefe de la Unidad de Difusión y Planeación de la Coordinación de Comunicación Social.