La oportunidad de Sheinbaum



Ciudad de México.- Desde que Claudia Sheinbaum anunció que su gabinete sería conformado por académicos, varios analistas y periodistas coincidimos en que sería una gran debilidad en su gobierno.



En mayo pasado, con los datos de la encuestadora DelphosNU, señale que la Jefa de Gobierno venía en caída libre porque ya traía cuatro puntos menos de aprobación.



Los números de la misma casa encuestadora demuestran en este mes que Sheinbaum sigue con la pérdida de popularidad al bajar seis puntos y tener el 53 por ciento de aprobación.



El problema de la Jefa de Gobierno es tener un gabinete gris, endeble, que no resuelve y le endilga a ella todos los problemas.



Una evidente muestra de ello es la Secretaría de la Mujer, que dirige Gabriela Rodríguez, hermana de la senadora Jesusa Rodríguez, ya que no ha contenido la violencia de género y se ha convertido en uno de sus principales puntos negativos por privilegiar las cuotas en una ciudad donde hay un sin fin de mujeres capaces.



Como adelantamos en este espacio, se han dado los cambios en el gabinete del Instituto de Vivienda, la Secretaría de Desarrollo Económico y la Policía.



Ahora ya se advierte el cambio en la Secretaría de Pueblos Indígenas, en manos de Larisa Ortiz, pero hay otras áreas a revisar como las Secretarías del Trabajo, que encabeza Soledad Aragón, y de Movilidad, en manos de Andrés Lajous, porque enfrentan un rezago en sus materias. La política de comunicación social de Iván Escalante sigue siendo errática, no hay estrategia.



En el caso de la Procuraduría General de Justicia hay una gran debilidad que debe resolverse porque de lo contrario de poco servirán las acciones de Omar García Harfuch, quien es una escala del mejor jefe de la Policía que la CdMx ha tenido, Manuel Mondragón y Kalb. Sheinbaum está a tiempo de seguir los cambios que le permitan relanzar su gobierno, de lo contrario los números seguirán a la baja y no resulta conveniente si consideramos que en el mismo sondeo sale en empate técnico con Marcelo Ebrard para la candidatura presidencial de 2024.

Los malditos



Por decir lo menos, fue vergonzosa la forma en que Morena justificó la modificación a la Constitución de la CdMx para que cualquier persona pueda ser Fiscal General de Justicia en la capital del país.



En vano fue el trabajo de los constituyentes para evitar que hubiera "fiscales carnales". No sorprende de Morena porque hemos visto que su constante es pisotear la Carta Magna local. Eso sí, resulta de pena ajena que el diputado (no legislador) Eduardo Santillán, quien presume ser constitucionalista de la Universidad Nacional Autónoma de México, vulnere la carta fundacional de la capital del país sólo por ser tapete del Poder Ejecutivo.



Lo más penoso es que se atreva a decir que le enmienda la plana a juristas de la estatura de Olga Sánchez Cordero o Javier Quijano. Su silencio le ayudaría a salir mejor librado porque la historia juzga.



Sin embargo, el tema de fondo es la oposición de papel que tienen los habitantes de la Ciudad de México, todo el séquito de diputados afines a al diputado federal Jorge Romero, empezando por su coordinador Mauricio Tabe, agachó la cabeza. ¿Tendrán miedo a una persecución judicial de su líder? Los priistas, a excepción de Guillermo Lerdo de Tejada y Miguel Ángel Salazar, se acobardaron. Del PRD ni hablar, es un mounstruo disfuncional. ¿Qué le habrá dicho Julio César Moreno, quien fuera el encargado de poner ese blindaje a la Fiscalía desde el constituyente, a su diputada "independiente" Evelyn Parra para que votara por deshacer lo que él hizo?



Pese a todo ello no hay que irse con la finta, porque la permanencia de Ernestina Godoy como Fiscal depende de sus resultados puesto que a la fecha ha dejado ir crimínales y ya tiene en la mesa una prueba de fuego con el golpe que ayer dieron la Policía y la Marina en Tepito. Esperemos que a los detenidos los logre vincular a proceso y no queden en libertad por inconsistencias del Ministerio Público pues se habrá tratado de mera parafernalia y la humillación de los diputados de Morena y los traidores de la oposición habrá sido en vano cuando se elige otro Fiscal.



Resalto la posición del panista Federico Döring quien se ha mantenido congruente con sus dichos y sus actos, y parafraseó a Benito Juárez en el debate de la Ley Godoy: “‘Malditos aquellos que con sus palabras defienden al pueblo y con sus hechos lo traicionan’. Malditos los que voten este dictamen porque con sus palabras dicen defender al pueblo y en los hechos lo traicionan“.



NOCAUT. La encuesta de DelphosNU pone a Mario Delgado en primer lugar para la dirigencia nacional de Morena. ¿Será por ello que no le permitieron votar en su asamblea distrital en Iztacalco? ¡Abrazos, no periodicazos!

  • Luis Eduardo Velázquez

    Luis Eduardo Velázquez

    Periodista especializado en asuntos de política y electorales. Con estudios en derecho, amante del boxeo, el café y la buena letra.