La militancia del PES debe ir a templos evangélicos; Fallece sacerdote activista de la sierra de Guerrero



Ciudad de México.- El Partido Encuentro Solidario (PES) integrado en su mayoría por cristianos solicita a sus simpatizantes asistir a una congregación evangélica, sin embargo, esto no es garantía para obtener una candidatura.



La dirigencia nacional de ese partido ha optado por dejar de lado a su militancia que se ha puesto la camiseta durante varios años y registra como candidatos a ex morenistas y personas ligadas a la farándula que no son militantes del partido.



A pesar de considerar que el PES y su dirigente Hugo Eric Flores Cervantes tienen el apoyo de la mayoría de las congregaciones cristianas esto no es así incluso algunas iglesias evangélicas se han desvinculado de él por la forma de operar y de elegir a sus cercanos para las candidaturas.



A quienes han levantado la voz les llama rebeldes, uno de ellos León Enrique Espinosa Díaz, delegado propietario del partido, y del Movimiento Los 300 en la Ciudad de México (CDMX), el cual denunció que Hugo Eric Flores y la cúpula del PES “promueven figurines del medio artístico improvisados y oportunistas que desplazan a la gente con convicción y oficio político que contribuyó al registro del Partido”.



En la CDMX el diputado Armando González Escoto fue pieza clave para influir en las candidaturas locales y registró a las personas afines a su religión y “no a quienes han ayudado a construir al partido en las comunidades con arraigo y trabajo en sus comunidades”.



El movimiento Los 300 está integrado por organizaciones sociales con experiencia y presentaron 52 propuestas de éstas soló avanzaron dos “han preferido artistas y cantantes como José Joel que es hijo de José José que va por el V Distrito y excluyeron a Gabriel López Reséndiz”



Algunos candidatos se fueron del PES a Morena para las elecciones de 2018, ahora regresan y por ser allegados a González Escoto tienen asegurada la candidatura.

Fallece sacerdote pilar del activismo social en Guerrero



El Centro Católico Multimedial (CCM) dio a conocer que el sacerdote Mario Campos Hernández, de 62 años falleció por Covid-19. Su deceso significó una irreparable pérdida entre los activistas defensores de los derechos humanos y comunitarios de los pueblos de la Montaña de Guerrero.



Era sacerdote de la diócesis de Tlapa y fundador de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (CRAC-PC) de Guerrero.



El Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinollan”, en un comunicado en su sitio web, que posteriormente retiró, consideró que fue “factor determinante para impulsar la unidad de los pueblos y fortalecer estas luchas".



El Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) lo consideraba un sacerdote radical que promovió en su estado la creación de la policía comunitaria; además de tenerlo vigilado por supuestamente “ser pieza clave en los levantamientos armados”.



También acompañó a las familias de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala.



El Concejo Popular Indígena de Guerrero “Emiliano Zapata” lamentó el deceso del “hermano párroco... artífice en la fundación del Concejo de Autoridades Indígenas CAIN en nuestra región Costa-Montaña.



Mario Campos Hernández, desde su espacio religioso, siempre promovió y acompaño a los pueblos me phaá, na savi, Nahua, afromexicano en su proyecto de autonomía y fue participe en la creación de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias.



Los gobiernos lo vieron como un peligro, por su trabajo de concientización a los pueblos y de promover el trabajo de la autonomía, por lo que fue perseguido.

  • Eugenia Jiménez

    Eugenia Jiménez

    Periodista especializada en la fuente religiosa. Viajar en el avión con dos papas Benedicto XVI y Francisco en sus visitas a México de las mejores experiencias periodísticas. Me gusta el café mexicano y reportear en campo.