La limpia de Morena en el Congreso CDMX



Ciudad de México.- La primera legislatura del Congreso de la Ciudad de México pende con alfileres por la inestabilidad del grupo mayoritario de Morena.



La Capital CDMX tiene varios frentes abiertos como para dejar que en el cierre del año, el Poder Legislativo se convierta en una cámara húngara.



Por eso tras escalar el conflicto con la salida de Ricardo Ruiz de la coordinación se abrió un espacio para la reflexión, lo que no quiere decir que la disputa interna esté superada.



El acuerdo simple y llano del cual tomó nota la jefa de Gobierno de la CdMx, Claudia Sheinbaum, e incluso hasta le dio su aprobación y eso puede traer muchas interpretaciones de fondo, fue el de mantener la armonía del grupo hasta el 16 de diciembre que es cuando debe quedar aprobado el presupuesto para la ciudad en 2020.



El presupuesto trae temas delicados para el gobierno en materia de impuestos como la tenencia porque fue un año complicado con subejercicios que se explican por la inexperiencia de muchos cuadros de Morena en la administración pública.



Sin embargo, ese es otro tema. Ahora la agenda está concentrada en lograr la Ley de Planeación donde hay una alianza entre las diputadas Guadalupe Chavira y Valentina Batres para descarrilar la Pablo Beinllure y la propuesta del panista Federico Döring que trae el apoyo vecinal. Ahí como ha sido el origen del problema de la legislatura, el conflicto se circunscribe a cuotas y cuates.



Pero lo que no se tendrá que perder de vista es lo que sigue en Morena a partir del 16 de diciembre porque volverán a lucir las espadas para hacer un reajuste que permita que la vida del Congreso sea funcional.



Al día de hoy, el Congreso capitalino está viciado de origen con el reparto de espacios en las 10 áreas administrativas de forma inequitativa que ha traído problemas complejos como el de las licitaciones a sobreprecio que ha evidenciado actos de corrupción y de torpeza.



Por ahora todas las áreas administrativas que están en manos de cuotas deberán recabar sus resultados para ver si logran permanecer en el espacio o cambia su suerte. Y la disputa para la coordinación estará en medio del acuerdo, lo que hará falta será ver si hay un perfil que pueda suplir a Ricardo Ruiz, quien quedó en el fuego cruzado y trae 18 diputados en su bolsa al día de hoy porque ya un par se desistieron del pronunciamiento que lo ratificó.



NOCAUT. La próxima semana a más tardar la Junta de Gobierno del Mecanismo de Protección a Periodistas deberá comparecer ante la Comisión de Protección a Periodistas del Congreso y la señal es buena porque las áreas de gobierno que la conforman se darán cuenta de la ineficacia de ese elefante guinda y estarán en tiempo de corregir el rumbo si es que quieren que la ciudad sea una verdadera ciudad refugio en hechos y no sólo en palabras. ¡Abrazos, no periodicazos!

  • Luis Eduardo Velázquez

    Luis Eduardo Velázquez

    Periodista especializado en asuntos de política y electorales. Con estudios en derecho, amante del boxeo, el café y la buena letra.