La estrategia de laissez faire



Ciudad de México.- En Estados Unidos están preocupados. El ex embajador Christopher Landau lo dijo con una simpleza cruda: En México no se combate al crimen organizado.



Landau, en su estancia en nuestro país, percibió una actitud pasiva, de dejar hacer, un evidente laissez faire, del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ante los maleantes y puso el ejemplo de la liberación de Ovidio Guzmán, buscado por la DEA y de paso hijo de uno de los criminales más peligrosos de la historia contemporánea, El Chapo Guzmán.



Es muy grave, porque lo que dicen los embajadores es escuchado, al menos en lo que respecta a Estados Unidos, por sus presidentes y por los titulares del Departamento de Estado. Algunos de los momentos más escandalosos y difíciles de las relaciones bilaterales han provenido justamente de ese tipo de análisis y valoraciones.



TE PUEDE INTERESAR: Digna Ochoa: la resurrección y el suicidio



Por ejemplo, hace unos días el nuncio apostólico, Franco Coppola, estuvo en Aguililla, Michoacán, donde los bandidos tienen aterrorizada a la población y no de ahora. Llegó para reconfortar a quienes viven en una constante zozobra.



Los informes que seguramente enviará al Papa Francisco harán ver al propio Landau como un optimista.



Así se construye la percepción, que luego es difícil de cambiar y más si no hay argumentos que la desmonten o debiliten. Es probable que los análisis del Ejército de EEUU, quienes creen que un 40 por ciento del territorio nacional es tierra de nadie, provengan de este tipo de informaciones y análisis.(Ver https://wp.me/pc5928-1xB).



Seguro Landau se alarmaba pero las cosas no pasaron a mayores porque gobernaba Donald Trump, a quien no le importaba lo que ocurriera en términos de seguridad, al sur de su frontera, en la medida en que se controlara la migración.



El presidente López Obrador contestó que Landau no entiende lo que ocurre en México, donde lo que está haciendo es terminar con las condiciones que generan la violencia.



Afirma que en el pasado, grupos operativos de agencias de EEUU participaban en operativos y tenían opinión y decisión. En efecto, hay todavía una fuerte polémica sobre el papel que han jugado la DEA y la CIA en diversos momentos, pero lo cierto que se requiere de cooperación en uno y otro lado de la frontera.



Landau entiende muy bien lo que está ocurriendo y lo que ocurrió, al igual que lo hace Coppola y más aún los mexicanos que viven a merced de los criminales. Si algún día se corrigen las condiciones que generan la violencia, generaciones de mexicanos habrán pagado el costo de ese extraño laissez faire.

  • Julián Andrade Jardí

    Julián Andrade Jardí

    En la actualidad soy periodista y consultor. Escribo en diversos medios y entre ellos Forbes, La Crónica de Hoy y Etcétera. En La Razón me desempeñé como columnista y editor jefe. En Milenio trabajé como coordinador de información y en La Crónica de Hoy como subdirector. Dirigí Newsweek en español. En el ámbito de gobierno, fue coordinador general de comunicación social en el gobierno de la Ciudad de México y en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de Federación. Soy autor de la novela "La lejanía del desierto" y coautor, con Jorge Carpizo, de "Asesinato de un cardenal".

Etiquetas: CDMX Capital CDMX EEUU Laissez faire Andrés Manuel López Obrador Franco Coppola