La democracia bajo ataque



Ciudad de México.- La democracia en los Estados Unidos está bajo ataque. La peculiaridad es que el perpetrador es el todavía presidente Donald Trump.



Las hordas de fanáticos que tomaron el Capitolio, para impedir que se hiciera el conteo de votos y que se procediera a la declaratoria presidencial a favor de Joe Biden, son una muestra de las pulsaciones de la ultraderecha, pero también del odio de que fue alimentado Trump desde que tomó posesión del cargo hace cuatro años.



Llegaron al centro del poder en Washington porque les estuvieron diciendo que hubo un fraude masivo en noviembre, que las élites tratan de retomar el control y que ello, el pueblo, resultarán afectados.



TE PUEDE INTERESAR: La resurrección de Iturbide



Son los retoños de la realidad alternativa, del mundo en blanco y negro que ha venido planteando el todavía presidente de los Estados Unidos.



Por fortuna, la clase política tradicional está cerrando filas para defender a la democracia.



Cada día son más los representantes populares y no pocos del propio partido Republicano, quienes piden que impere la mesura y la racionalidad.



Una institución que está desempeñando un papel de vital importancia es el ejército, que cuenta con reflejos institucionales forjados a través de la historia. A Trump siempre lo han visto con recelo y ahora con mayor razón.



Estados Unidos saldrá airoso de esta prueba, pero más vale que la sociedad y su clase política reflexionen sobre lo que ocurrió para que un fenómeno como el de Trump resultara posible.



Sin duda habrá mucho que corregir, que insistir en las tareas pedagógicas de la propia democracia y de insistir en que la protección de las libertades solo es posible bajo la lógica de la institucionalidad y el respeto a la ley.



Con Trump llegaron los forajidos, pero lo hicieron porque muchos olvidaron que la política es un servicio y que los sistemas democráticos tienen que ser cuidados por todos.



Horas difíciles para Estados Unidos y para el mundo, muestra de las asechanzas que están ahí, más cerca de lo que podemos imaginar.

  • Julián Andrade Jardí

    Julián Andrade Jardí

    En la actualidad soy periodista y consultor. Escribo en diversos medios y entre ellos Forbes, La Crónica de Hoy y Etcétera. En La Razón me desempeñé como columnista y editor jefe. En Milenio trabajé como coordinador de información y en La Crónica de Hoy como subdirector. Dirigí Newsweek en español. En el ámbito de gobierno, fue coordinador general de comunicación social en el gobierno de la Ciudad de México y en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de Federación. Soy autor de la novela "La lejanía del desierto" y coautor, con Jorge Carpizo, de "Asesinato de un cardenal".