| 

Editoriales

La cruz de Meade

Ciudad de México.- Paradojas de una campaña. Los principales enemigos de José Antonio Meade siguen siendo quienes lo postulan. Meade lanza proclamas contra la corrupción y el PRI, el Partido Verde y Nueva Alianza empujan públicamente una ley, para proteger la corrupta relación entre poder y medios.

?Los medios son una pieza vital para el funcionamiento de la vida democrática. Cuando son profesionales e independientes, vigilan al poder e informan a la sociedad sobre los asuntos públicos más relevantes.

Eso permite una movilización ciudadana asentada sobre hechos confiables. Cuando los medios se ponen al servicio de los poderosos, contribuyen al silencio, a la opacidad y a la distorsión de los hechos. En esa batalla perenne y universal, México destaca por la determinación con la cual intentan maniatar a los medios independientes.

?Uno de los instrumentos más importantes es el gasto oficial en “comunicación social”; un porcentaje elevado se va a la compra de conciencias y al castigo de las disidencias. Según Alfonso Zárate, Vicente Fox gastó 14 mil 303 mdp, Felipe Calderón 39 mil mdp y Fundar estima que cuando Enrique Peña Nieto termine su mandato habrá erogado 60 mil mdp. A esas fortunas agreguemos lo gastado por gobernadores, alcaldes, empresarios y criminales. Cuando el “chayote” o los “convenios publicitarios” fracasan, entonces empiezan las intimidaciones, las golpizas y las ejecuciones. Por eso es que año con año nos incluyen como uno de los países más peligrosos del mundo para el ejercicio de la libertad de expresión.

?Andrés Manuel López Obrador se equivoca al descalificar a los organismos civiles menospreciando el trabajo que algunos hacen. Por ejemplo, Artículo 19 y Fundar dedicaron años al seguimiento de los usos y abusos de la publicidad oficial. En 2014 Artículo 19 presentó un amparo y el 15 de noviembre de 2017 la Primera Sala de la Suprema Corte ordenó al Congreso de la Unión hacer una ley para ordenar el dispendio. Le puso como fecha límite el 30 de abril de este 2018. Esas son contribuciones concretas a la democratización de México. ?

?Las coincidencias existen y, como todos sabemos, abril también es el primer mes de la campaña presidencial. Por tanto, la manera cómo las fracciones parlamentarias en el Congreso cumplan con la orden de la Suprema Corte, será otro barómetro de la congruencia de los candidatos. El indicador es la postura de los partidos sobre la regulación de la publicidad oficial. Es un asunto fundamental que tendrá un efecto profundísimo en el tipo de periodismo que tendremos en los próximos años.

?El 3 de abril sesionó la Comisión de Gobernación presidida por la priista Mercedes Guillén. El PRI, el Verde, Nueva Alianza y Morena, con la típica abstención panista (en este caso el poblano Eukid Castañón Herrera) aprobaron en lo general la iniciativa de Ley de Publicidad Gubernamental. Se opusieron PAN, PRD y MC. El hecho es una flagrante contradicción de las proclamas anticorrupción de Meade.

?Artículo 19, Fundar y otras organizaciones analizaron la propuesta y han advertido sobre sus riesgos. Dicha Ley ignora las propuestas de otros partidos y de los organismos de la sociedad civil y deja boquetes para preservar el orden establecido. De aprobarse en el pleno y en el Senado, con esa Ley seguirá ejerciéndose el control indirecto sobre las líneas editoriales y seguirán asignándose discrecionalmente recursos públicos millonarios.

?Desde otro punto de vista, llama la atención la necedad con la cual persiguen una quimera. Siguen empeñados en tener dinero para comprar publicidad y medios que les alaben y encubran sus incapacidades. Son fortunas gastadas inútilmente, porque sigue imparable el desplome en la aprobación pública del presidente, políticos y partidos.

?Maniobras de este tipo permiten entender el por qué no levanta la campaña de José Antonio Meade. Mientras él señala con índice flamígero la corrupción, los partidos que lo apoyan golpean la línea de flotación de su discurso y le entregan argumentos a la oposición.

Esa es la cruz de Meade. Dada la importancia de esta Ley, sorprende el silencio de los otros candidatos y la candidata a la presidencia. Faltan las discusiones y votaciones en el pleno de la Cámara y el Senado. No dejemos que prevalezcan los corruptos vestidos de reformistas.

Twitter: @sergioaguayo

Colaboró Mónica Gabriela Maldonado Díaz.

Etiquetas CDMX Publicidad oficial José Antonio Meade PRI

Sergio Aguayo

Académico y analista. Nació en Jalisco y creció en Guadalajara. En 1971 llegó a la ciudad de México a estudiar la licenciatura en Relaciones Internacionales en El Colegio de México. Realizó la Maestría (1971), doctorado y post-doctorado (1977-1984) en la Universidad Johns Hopkins. Desde 1977 es profesor investigador del Centro de Estudios Internacionales de El Colegio de México y tiene el Nivel III en el Sistema de Investigadores. Actualmente coordina el Seminario sobre Violencia y Paz en esa institución.

COMENTARIOS

MÁS Editoriales

  • El daño moral

    Ciudad de México.- Sin buscarlo ni quererlo, me inscribieron en un club tan selecto que sólo tiene tres miembros. Humberto Moreira y Eruviel Ávila, exgobernadores del PRI, seleccionaron a Pedro Ferriz de Con, Humberto Padgett y...


  • CDMX a prueba

    Ciudad de México.- A lo largo del siglo XX, México desarrolló una importante tradición de refugio. Este es el país que acogió a los refugiados españoles que huían de la dictadura de Franco y cuyo cónsul en Francia, Gilberto Bosques Saldívar, salvó a miles de personas...



  • Irracionalidades

    ?           Al Centro Pro, constructor de un México mejor.   Boston. La irracionalidad corroe la civilidad. ¿Cómo detenerla?, ¿cómo revertirla? Lo discuto con la manipulación electoral que están haciendo en...



  • ¿Consulta ciudadana o democracia populista?

    Ciudad de México.- La participación ciudadana representa un componente central del orden democrático. Exalta la idea de individuos activos comprometidos en un proceso de autogobierno donde prevalece la ciudadanía categórica (de todos) sobre la ciudadanía contingente (de...