La Unidad de Sanidad Internacional del Aeropuerto capitalino ha revisado a 643 pasajeros internacionales por coronavirus



Ciudad de México.-Ante el riesgo de contagio por coronavirus, 50 médicos y enfermeras de la Secretaría de Salud de la Ciudad conforman la Unidad de Sanidad Internacional que opera en el Aeropuerto Internacional de la CDMX, donde como parte del protocolo para detectar contagios por Covid-19 revisan ya a pasajeros a pie de avión.



Hoy, en conferencia, Jorge Ochoa Moreno, director general de los Servicios de Salud Pública de la Ciudad, y Yareli Pérez, responsable de la Unidad de Sanidad, explicaron cómo opera esa área de vigilancia epidemiológica en una aeropuerto a donde diario llegan 380 vuelos internacionales con 43 mil pasajeros.



Agregaron que en febrero se realizaron 286 revisiones, mientras que en lo que va de marzo ya suman 357.



Pero los funcionarios no se lamentaron de que el número de médicos y enfermeras sea insuficiente. Aseguraron que los especialistas, más seis cámaras termográficas y 50 termómetros con los que están equipados, pueden verificar a todos los viajeros internacionales que arriban a la terminal aérea.



Incluso Ochoa expuso que con un solo epidemiólogo que tengan en esa Unidad es suficiente.



No obstante, los funcionarios de la Secretaría de Salud local explicaron que ponen especial atención en vuelos provenientes de 11 países donde ha proliferado el contagio por coronavirus.



Esas naciones son China, Hong Kong, Corea del Sur, Japón, Italia, Irán, Singapur, España, Francia, Alemania y los Estados Unidos



Ochoa detalló el protocolo para vuelos donde se sospecha que viaja un portador de coronavirus, y las medidas inician desde que viene el avión en el aire, pues sí la tripulación detecta a un pasajero que viene con síntomas de enfermedad respiratoria lo comunican a la torre de control y está a su vez a la aeronave estacionarse en una posición remota.



Hasta esa posición remota acuden las brigadas de médicos, para realizar entrevistas a los pasajeros y tomarles la temperatura con equipos de rayos infrarrojos.



Yareli Pérez agregó que las aerolíneas tienen la instrucción de impedir el descenso de pasajeros hasta que no entren los servicios médicos.



Si se detecta a un pasajero como posible portador, a los pasajeros de tres filas adelante, tres atrás y tres a los lados se les hace una encuesta; si ellos presentan síntomas también se les revisa, pero si están asintomáticos se les permite descender del avión, pero se mantiene un seguimiento de cada uno de esos viajeros.



En el caso del pasajero enfermo, se gestionará su traslado, con apoyo de ambulancias del aeropuerto, a la unidad médica que determinen las autoridades de Salud, donde se le valorará y se le harán las pruebas correspondientes para confirmar o desechar contagio por Covid-19.



En las instalaciones del Aeropuerto capitalino, los funcionarios expusieron que si pasamos a un escenario 2, con propagación comunitaria, se incrementarán las medidas de vigilancia con protocolos más estrictos para viajeros internacionales, como la realización de un tamizaje para detectar casos asintomáticos en todo los vuelos internacionales.



Aseguraron que hasta el momento no se ha confirmado ningún caso de coronavirus entre los pasajeros que llegaron del extranjero y que pasaron por la Unidad de Sanidad Internacional.