La Resistencia a la Transición

Ciudad de México.- El próximo 1 de Octubre, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) entregará oficialmente el poder a Morena, Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Partido Acción Nacional (PAN) en 8 de las 13 delegaciones que gobernaba.
La pérdida de la hegemonía del PRD significa que dejará de administrar 11 mil 634 millones 53 mil 372 pesos y gobernar a 3 millones 114 mil 938 personas al perder, en las urnas, las delegaciones Cuauhtémoc, Tlalpan, Xochimilco, Tláhuac, Azcapotzalco, Magdalena Contreras, Milpa Alta y Miguel Hidalgo.

Mientras se dirimen las impugnaciones a los resultados de las jefaturas delegacionales, el Gobierno del Distrito Federal (GDF) estableció una serie de lineamiento para que se instalaran las comisiones de transición entre las administraciones salientes y entrantes. Sin embargo, el camino ha sido tortuoso.
Las acusaciones de licitaciones de obra ya construida como fue el caso de la delegada electa de Tlalpan, la morenista Claudia Scheimbaum; el robo de papelería oficial que ha denunciado el delegado electo de Cuauhtémoc, el ex gobernador de Zacatecas, Ricardo Monreal; o las quejas del priísta Fernando Mercado, delegado electo en Magdalena Contreras, de que se está basificando al personal de confianza, son parte de las irregularidades que los nuevos delegados han denunciado.

Estas tres delegaciones son gobernadas por el PRD.
Esto motivo que la nueva secretaria de Gobierno del DF, Patricia Mercado, señalara que participaría en las mesas de transición, incluso, de forma personal para dar seguimiento a la transición del poder.

En el caso de Miguel Hidalgo, la delegada electa, la panista Xóchitl Gálvez, estableció la mesa de transición con el delegado saliente, Humberto Morgan, con quien, aseguró, se ha mantenido una comunicación fluida.
La presencia de los delegados electos en la vida pública, incluso, en los eventos oficiales del jefe de gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, son cada vez más visibles. Por ejemplo, el día de la presentación del Reglamento de Tránsito del DF, estuvieron presentes dos delegados electos; Gálvez de Miguel Hidalgo y Mercado del PRI, es un hecho inédito.

Sin embargo, el delegado electo en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal es quien ha tenido mayor presencia pues fue quien empujó la instalación de las comisiones de transición, instaló su “mesita” en la explanada delegacional para recibir quejas y hasta hizo la denuncia de la venta de bebidas alcohólicas en el tianguis de la Lagunilla que derivó en un operativo de la SSP capitalina.

Monreal se ha reunido con Mancera y hoy su opinión sobre el proyecto del Corredor Cultural de Chapultepec ya es una demanda de los vecinos cuando todavía no está en funciones de delegado.
Esta es la primera vez que hay una alternancia en el poder de esta magnitud desde el año 2000 cuando fue la primera vez que hubo comicios, y en esa ocasión el PRD ganó 9 de las 16 delegaciones.

La llegada del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) provocó la primera alternancia desde que hay elecciones en la Ciudad de México y cambió las jerarquías del poder partidista.
La primera vez que hubo comicios de este tipo- el PRD obtuvo el gane en nueve delegaciones y 19 distritos locales, mientras que el PAN -ayudado por la fiebre nacional por el primer presidente no priísta, Vicente Fox- triunfó en siete demarcaciones y logró 21 diputados.

Las siguientes elecciones medias, en 2003, el PRD se llevó 13 delegaciones y 37 diputados, dejó dos delegaciones al PAN y una al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El impulso de la entonces única izquierda continúo por la siguiente década: en 2006 el PRD logró 14 delegaciones y 36 diputados, el PAN 2 jefaturas delegacionales y 4 legisladores; en 2009 el sol azteca se llevó 13 demarcaciones y 29 curules, el PAN 3 y 9 respectivamente.

La elección pasada, en 2012, el PRD triunfó en todas las delegaciones menos dos, que se llevaron equitativamente el PAN y el PRI. Los diputados fueron 38 para el PRD y dos para el PAN.