La Iglesia ha destruido archivos que documentan casos de abuso sexual de menores



El Vaticano.- El cardenal Reinhard Marx, presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, reconoció que la Iglesia destruyó archivos de casos de abuso sexual a menores.



Al participar en la cumbre contra la pederastia, enfatizó que “los archivos que hubieran podido documentar estos actos terribles e indicar el nombre de los responsables fueron destruidos o incluso no se llegaron a crear”.



En lugar de castigar a los culpables, dijo, fueron las víctimas las que fueron reprendidas y silenciadas..



Más tarde, en conferencia de prensa, comentó que en un estudio realizado en Alemania en 2014 detectó que existen problemas sistémicos en las diócesis, algunos documentos se han manipulado, al menos no contenían todas las informaciones que deberían de estar ahí, como fueron en las diócesis de Mónaco y Bavaria. Esa evidencia se tiene desde los últimos diez años.



Justificó que “con respecto a las líneas guías de la época no se consideraba retener alguna información oportuna en las actas”.



El también arzobispo de Munich, uno de los consejeros del Papa en su ponencia matutina, destacó que es importante que la administración de la Iglesia funcione con transparencia y rastreabilidad de los procesos administrativos, porque estos son transparentes y rastreable “quién ha hecho qué, cuándo, por qué y con qué fin y qué sea decidido rechazado o asignado.



“Las personas no son meros objetos de la administración sino que pueden percibirse como sujetos. Por eso la introducción de una jurisdicción administrativa en la iglesia es tan oportuna y necesaria”.



En su ponencia, señaló que “no sólo tenemos un problema de transparencia a la hora de encararnos con la sociedad, con las autoridades, sino también en el seno de la misma comunidad de la Iglesia: diócesis que no hablan con otras diócesis, órdenes religiosas que no hablan con otras órdenes religiosas, y que no comparten informaciones fundamentales. Esto ocurre en el seno de la Iglesia”.